19 de mayo de 2011 12:15 PM
Imprimir

La suiza Syngenta está interesada en otra semillera argentina

Después de varios meses de calma en el mercado nacional de semillas, una nueva adquisición por parte de una multinacional podría devolver el vértigo al sector que lidera la estadounidense Monsanto.

La suiza Syngenta, que ostenta el tercer puesto mundial en el rubro semillas, detrás de Monsanto y Pioneer, está cerca de quedarse con la firma Buck, nacida en Necochea, Buenos Aires, especializada en semillas de trigo.
Syngenta está en la cima de la lista de jugadores del mercado de agroquímicos y, en su plan de expansión en el país, adquirió hace dos años y medio SPS, una firma que al momento del pase concentraba el 4 por ciento del mercado nacional de semillas de soja. Con el mismo modelo, Syngenta busca ahora expandirse en trigo.
Si bien la firma desmintió que en este momento haya negociaciones en curso, y que Buck no contestó los llamados de este diario, fuentes del mercado indicaron a El Cronista que la empresa suiza negocia la compra, para expandirse en el mercado triguero local.
Hoy, la compañía tiene un acuerdo con Buck por el cual la nacional comercializa tres variedades de semillas de trigo basadas en tecnología de Syngenta, pero con desarrollo y marca Buck.
Ayer, la multinacional lanzó para el mundo una nueva tecnología para trigo y lo hizo en Mar del Plata, donde celebró un simposio sobre trigo y cebada del que participó el director de Investigación de Protección de Cultivos a nivel mundial, Gerardo Ramos.
La tecnología consiste en un herbicida e insecticida basado en una nueva molécula de Syngenta, llamada sedaxane. Con este lanzamiento, la empresa confirmó su interés en el mercado de trigo, y en la Argentina, desde donde maneja el negocio de Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile.
Por su parte, la firma Buck, nacida en 1930, ocupa un peleado segundo puesto entre las semilleras de capitales nacionales, detrás de la líder, Don Mario, y es un jugador clave del mercado de las semillas de trigo, junto con otra firma local de carácter familiar, Klein, y la también nacional Bioceres, de la que participa como accionista Gustavo Grobocopatel, el jefe de la firma Los Grobo. Las tres firmas locales se ubican en ventas detrás de Nidera, líder en semillas de trigo.
Si las negociaciones llegan a buen término, Syngenta planea comercializar una semilla de trigo con marca propia que incorporará las propiedades fungicida e insecticida del producto que lanzó ayer al mercado, llamado Vibrance. El pase de manos de Buck a Syngenta se sumará así a un sostenido proceso de ventas de semilleras nacionales a multinacionales.
A principio de 2008, el fondo de inversión Pampa Agribusiness Fund (PAF) compró dos semilleras nacionales: Sursem, especializada en trigo, y Relmó, fuerte en soja. Entrado 2009, Monsanto, logró la aprobación de Defensa de la Competencia para adquirir el total de Seminium, el semillero local dueña de la marca La Tijereta. Importante en maíz y soja

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *