21 de mayo de 2011 08:21 AM
Imprimir

Ranas, negocio lento, pero una rica opción nutricional

MEXICO : La demanda de carne de rana es de si acaso 10 mil toneladas, frente a las más de 1.7 millones de la carne de res

La demanda nacional de carne de res supone más de un volumen de más 1.7 millones de toneladas. La de carne de rana, será si acaso de 10 mil toneladas. Sin embargo, esto no desanima a los granjeros de este anfibio, como Humberto Padilla y Luis Guadarrama, quienes han establecido un criadero de este animal acuático en las inmediaciones de San Martín de las Flores, en Tlaquepaque.

Sabedores de que la carne de rana es un producto gourmet y por lo mismo de una demanda reducida en el horizonte inmediato, son conscientes de que “la ranicultura deberá picar piedra”, pero es y será toda una alternativa nutricional por producir una carne libre de grasa y colesterol, por citar algunas de sus ventajas.

Luego de un año de haber puesto la granja ranícola, dicen que están aún en plena etapa de aprendizaje sobre el cómo manejar productivamente esta especie. En su caso, es la variedad conocida como rana Toro, la que de acuerdo al ecosistema de esta región, requiere de un peso de 250 a 300 gramos para venderse en forma costeable, dado que venderla a un tamaño mayor traería pérdidas económicas en la relación costo-beneficio.

Comentan el ciclo productivo de estos especímenes es de unos ocho meses, de los que seis pudiera decirse que es la fase de engorda, luego de que se requieren de otros dos meses en los que se realiza la metamorfosis en la que el batracio deja de ser renacuajo para pasar a ser una rana formal.

Padilla, sonorense de origen, refiere que en ciertos climas cálidos, como en los canales de riego del Valle del Yaqui, estos animales pueden alcanzar la talla de un balón de futbol con unos tres kilogramos de peso.

Animal de cuidado exigente

Resaltaron que estos animales requieren de cuidados exigentes, como condiciones higiénicas en las instalaciones, agua potable y su cambio cada tres días; además de separarlas para que cohabiten animales de la misma talla, porque de lo contrario se tendrá el canibalismo en la granja.

Hicieron que la gran tradición que existe en San Martín de las Flores en el consumo de rana, les ha traído un mercado cercano, en el que el consumidor ha distinguido la calidad higiénica del animal de un criadero, el cual no lleva incrustrados en su organismo gusanos parásitos, como las especies silvestres; ni tampoco es fuente de riesgo para ser vector del cólera.

También dijeron que las temperaturas extremas de frío o calor son negativas para los anfibios, lo que debe ser motivo de tener esto muy en cuenta en las granjas.

Su granja tiene una capacidad mínima de almacenar unas 30 mil ranas, pero consideran que gradualmente irán aumentando su inventario. Por lo pronto, su plan es tener de 5 a 6 mil animales, de edades variadas para tener siempre un volumen comercializable y venderlas afuera de la misma granja en guisos variados, como a la mantequilla, al mojo de ajo , a la mexicana y a la diabla, entre otras presentaciones.

Añadieron que afortunadamente el sector oficial ha puesto más atención a las distintas alternativas de la acuacultura, la que tiene mucho que aportar como fuente de alimentos sanos para la población.

Numeralia de pesca y acuacultura

El país produce 1.3 millones de toneladas de productos pesqueros y acuícolas.

Jalisco produce 80 mil toneladas, de las que 45 por ciento son de tilapia.

En Jalisco hay 272 granjas acuícolas, que en su mayoría son de tilapia y bagre.

Sagarpa

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *