20 de mayo de 2011 14:08 PM
Imprimir

Dicen en el campo . . .

... que mientras el ambiente político se sigue recalentando por las elecciones y los mercados internacionales superan sus propias marcas alcistas (lo que sería una excelente noticia para Argentina si se permitiera exportar), en el ...

… que mientras el ambiente político se sigue recalentando por las elecciones y los mercados internacionales superan sus propias marcas alcistas (lo que sería una excelente noticia para Argentina si se permitiera exportar), en el plano local también la actividad es febril, y no sólo por la etapa final de la cosecha de soja y de maíz sino, más vale, por varias negociaciones a media marcha. Eso se escuchó en las reuniones de los últimos días que arrancaron con el encuentro anual de Maizar (la asociación que nuclea a los productores de este cereal), en el Hotel Four Seasons, y donde su titular, Santiago del Solar, siguió cosechando adhesiones y respaldo tras el diferendo que tuvo con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. No le ocurrió lo mismo al subsecretario de Agricultura, Oscar Solís, que recibió un abucheo cuando sostuvo que había que seguir profundizando el esquema actual del comercio agrícola que, como se sabe, es fuertemente intervencionista, y muy criticado por el sector productivo. Pero seguramente más aún le debe haber molestado cuando uno de los cientos de asistentes que poblaban la sala se paró, aplaudió una vez, se dio vuelta y se fue.

… que también comenzó una importante exposición ganadera, se presentó una nueva empresa de agroquímicos y servicios (en realidad, una reconocida empresa, con capitales nuevos locales y del exterior), se realizó en Rosario el Simposio de Fertilidad, el embajador chino fue el orador principal en los tradicionales almuerzos del Concejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) en el Hotel Alvear (donde se le rindió un homenaje a su presidente honorario, Julio Werthein), y allí mismo, ayer, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, tuvo un taller de trabajo del Grupo Comodities, del G 20, donde sorprendió no ya con los 100 millones de toneladas de la actual cosecha que insisten en imponer como cifra, sino en los 160 millones de toneladas que, dice, obtendrá la Argentina en los próximos años, aunque para eso habría que cambiar varios ítems de la actual política, no sólo en lo productivo (fuertemente desalentador y todos los indicadores muestran que se profundizará), sino también en lo referente a la infraestructura ya que sería imposible con las actuales carreteras, puertos y servicios, mover tal tonelaje. Por supuesto que varios del equipo oficial se sintieron incómodos durante el encuentro ya que la Argentina viene sosteniendo una postura interna totalmente contrapuesta a la que tiene en el exterior. Por caso, mientras internamente presiona con retenciones y otras intervenciones para recortar los precios internos a los productores, con el argumento de «defender la mesa de los argentinos», en el exterior se enrola con Estados Unidos y Brasil en el grupo que se opone a los recortes en los precios internacionales de los commodities, como forma de paliar la creciente pobreza generada por los mercados tan alcistas. Y, ante la responsabilidad internacional que quieren asignar algunos países, tampoco puede explicar demasiado la Argentina porque produce la mitad de trigo de su potencial, o el volumen de maíz sigue estancado en alrededor de 20 millones de toneladas, cuando el década pasada ya se producía cerca de ese cantidad.

… que tanto el ex ministro de Agricultura de Chile, Jaime Campos Quiroga, como el de Brasil, Roberto Rodrígues, provocaron suspiros envidiosos y miradas cómplices en Maizar cuando explicaron la evolución de sus respectivos sectores agropecuarios durante estos años de bonanza internacional. Las palmas, sin embargo, se las llevó Rodrígues, que hasta terminó cantando el tango «Cuesta Abajo», y muchos se preguntaron si en la acción no habría un metamensaje para la Argentina. Por caso, Chile exporta más agroindustria que Argentina y tiene 18 agregadurías comerciales en el mundo, contra las apenas 5 locales. Allí también se escuchó que el 30 por ciento de la actual volatilidad interna del mercado se debe a las intervenciones o que Argentina tendría que mirar lo que pasa en Brasil donde, actualmente, estarían revisando su política en contra de la venta de la tierra a los extranjeros ya que, parece que se produjeron fuertes bajas en las cotizaciones de estos bienes. Argentina comenzará en breve la discusión en el Congreso nacional alrededor del proyecto de ley oficial contra la «extranjerización», aunque hay 11 proyectos más sobre el mismo asunto.

… que cuanto más se conocen, más impresionan los datos de China, y el embajador de ese país Yin Hemgmin fue «generoso» a la hora de impresionar a los empresarios y diplomáticos reunidos por el Cicyp, que ahora preside Arturo Llavallol, de La Rural. Aunque el dato más trascendente fue que el diplomático asiático aseguró que «Argentina debe y puede diversificar sus exportaciones a China». «Están demasiado concentradas en soja y aceite», dijo. Pero se sabe que también están muy interesados en invertir (de hecho, ya lo están haciendo en algunas provincias). En tal sentido, la propia Presidente habría dado «luz verde» para que avancen «con lo que quieran», y esa sería la razón para que no hayan insistido más con las restricciones que Argentina le impone a calzados y juguetes, entre otras cosas, en la reciente visita del ministro de Comercio Chen Demin.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *