23 de mayo de 2011 10:02 AM
Imprimir

El Gobierno cerró la pesca del calamar

A esta altura, con el calamar Illex, alguien debería parar la pelota y preguntarse seriamente qué sucede. Y es que el Consejo Federal Pesquero (CFP) dispuso una vez más la prohibición anticipada de esa pesquería debido a las magras capturas que se obtenían. Hasta la semana pasada, la flota argentina había pescado 52.200 toneladas de calamar. Y la campaña 2011 parecía ser la peor de las últimas décadas.

La decisión del cuerpo que integran el Poder Ejecutivo Nacional y todas las provincias con litoral marítimo fue tomada el jueves. Y no sólo dispuso el cierre anticipado al sur del paralelo 44° sino además ” la suspensión ” de la pesca al norte de ese paralelo. Es decir, clausuró una temporada pesquera que siempre solía extenderse hasta agosto. La decisión se tomó “tras comprobarse la existencia de una baja biomasa del recurso”.

Según datos oficiales, este año se llevan logradas 52.222 toneladas de calamar Illex. Pero el 90 por ciento de ese volumen correspondía a los desembarques de febrero y marzo. Es decir, la presencia de la especie fue abundante solo los primeros 60 días.

Pero después el calamar desapareció, casi literalmente.

“La biomasa de calamar estimada es muy baja, alrededor de 45.000 toneladas”, indicó un informe técnico del Inidep en el cual el CFP basó su decisión. Ahora, el cuerpo convocó a una reunión de evaluación el 29 de junio próximo. Allí se decidirá si se puede habilitar nuevamente la pesca sobre el Paralelo 44°. Nada hace prever que eso pueda llegar a suceder.

Aunque año a año la presencia de calamar en aguas argentinas es errática, pues la especie tiene un ciclo de vida anual y la biomasa varía por cuestiones climáticas y ambientales, este sería el tercer año consecutivo en que las capturas argentinas no llegan a 100.000 toneladas. Hubo picos de 400.000 toneladas en 1997 y mínimos de 71.400 toneladas en 2009. Pero en las últimas dos décadas el promedio anual es mucho más elevado: de unas 200.000 toneladas.

En franco retroceso por cuestiones que nadie sabe explicar y que el Estado no investiga seriamente (al menos con el nivel de rigor que demanda la situación), en su derrotero la segunda especie pesquera del país por volumen de capturas ya explica menos del 10 por ciento de las exportaciones totales del sector, que en 2010 superaron los US$ 1.300 millones de la mano del langostino y la merluza. El calamar aportó apenas 120 millones. Ya no brilla como en otras épocas.

Incumplimiento

Desde que el Gobierno cambió en 2009 las reglas para repartir la Cuota Hilton, el país ya incumplió en tres ocasiones el cupo de 28.000 toneladas de cortes vacunos selectos que se envían a Europa, a precios muy superiores a los del resto del mercado. Este año, según cálculos del sector frigorífico, se embarcarán poco más de 25.000 toneladas. Es decir, se incumplirá casi 10 por ciento del cupo y se perderán negocios por US$ 30 millones.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *