23 de mayo de 2011 00:31 AM
Imprimir

El Gobierno promueve la industrialización del cerdo

Prometió beneficios fiscales para la instalación de una sala de desposte en la localidad de Jovita. Grupo de criadores conforma una cooperativa y pretende llegar directamente a la góndola con una baja considerable en los precios.

El Gobierno de Córdoba promueve y promociona que los productores de carne de cerdo se involucren en el proceso de industrialización y agregado de valor en origen, para lo cual comprometió los mismos beneficios fiscales que ofrecen a las fábricas que se radican en los parques industriales (de la ciudad y de los distintos municipios de la provincia) que implican descuento en la alícuota de Ingresos Brutos (IIBB) y una ayuda fija de $400 para el pago de cada uno de los salarios de los empleados contratados, entre otros, según confirmó a Comercio y Justicia el secretario de Ganadería de la Provincia, Daniel Carignano.

El incentivo es en respuesta a la inciativa de un grupo de 30 productores del sur provincial, afiliados a Federación Agraria Argentina (FAA), que están conformando una cooperativa con la cual, además de la cría conjunta de cerdos, pretenden encarar la tarea relativa a la fase dos de la industrialización que tiene que ver con el desposte (trozado) y armado del producto tal y como se lo puede adquirir en las góndolas de los supermercados, para lo cual requieren realizar una inversión de más de 500 mil pesos.

“La Provincia nos va a ayudar a buscar la asistencia financiera que necesitamos para armar la sala de desposte en la localidad de Jovita”, indicó a este medio Juan Manuel Rossi, secretario de Coordinación de la FAA.. “Además, va a intervenir para lograr un acuerdo tanto con la Cámara de Supermercados de Córdoba como con la Asociación de Frigoríficos, para lograr que la faena del cerdo que producimos se realice en la provincia y los comercios locales compren la carne acá y no a industrias de Buenos Aires”, explicó.

“La idea es generar un círculo virtuoso en el que se faene lo que se produce en Córdoba, se desposte, se armen las cajas y se vendan en Córdoba”, dijo Carignano. “Así lograríamos una baja considerable en el precio de la carne de cerdo, lo que permitiría competir, a la hora del consumo, con la carne de pollo”, aseguró.

Mapa sectorial
El sector porcino de Córdoba muestra un porcentaje de faena en el total nacional muy inferior a su participación en el stock, lo que se refleja en el hecho de que por cada 100 animales que se crían en la provincia, sólo 30 se faenan dentro de los límites – el resto se envía a faenar en otras provincias-.

De acuerdo con lo indicado por el secretario de Ganadería, en la provincia se producen 110 mil toneladas de kilo vivo de cerdo. Argentina produjo el año pasado 3,4 millones de cabezas de porcinos, de las cuales se faenaron en Córdoba sólo 10 por ciento y 47 por ciento se envía a frigoríficos de Buenos Aires, 17 por ciento va a Santa Fe y el resto a los ubicados en otras provincias, a los que los supermercados les compran el producto que finalmente llega a las góndolas locales. “Esto encarece muchísimo el precio final al consumidor”, aseguró Carignano. “Si lográramos generar el círculo virtuoso y que toda la elaboración del producto final se hiciera en Córdoba, ahorraríamos, daríamos previsibilidad a los productores, incrementaríamos el trabajo en los frigoríficos y beneficiaríamos a los consumidores con una baja en los precios”. De esta manera, se lograría, al menos en cuestión de precios, “competir con el pollo”, indicó.

Asimismo, el funcionario destacó que un acuerdo con algunos de los 27 frigoríficos radicados en Córdoba podría significar, a su vez, “un aumento en el uso de la capacidad ociosa instalada” en las plantas que, debido a la baja en el stock bovino y la suba en el precio de la carne, “están faenando menos”.

Consumo
En la actualidad, el argentino consume 55 kilos de carne bovina por año, 45 kilos de pollo (habitante/año) y sólo nueve kilos de cerdo -sumando la carne fresca y los chacinados-.
“La idea del Gobierno es lograr que la carne de cerdo llegue directamente del productor al consumidor, sin que se encarezca el producto innecesariamente. Por ello, promocionamos y promovemos que los productores se involucren en el agregado de valor”, concluyó Carignano.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *