23 de mayo de 2011 11:59 AM
Imprimir

ADEX pide ser incluida en comisión multisectorial sobre transgénicos

PERU : ADEX y el Instituto Peruano del Agro realizaron el conversatorio "Transgénicos, biodiversidad y políticas agrarias" en el que se debatió sobre el ingreso de semillas transgénicas.

El presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), Juan Varilias Velásquez, pidió a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y al Ministerio de Agricultura (MINAG) la inclusión de su gremio en la Comisión Multisectorial encargada de revisar los alcances del Reglamento  Interno Sectorial sobre Seguridad de la Biotecnología.  En misivas dirigidas a ambos ministerios, señaló que ADEX, reúne a un importante número de agroexportadores agrupados en varios de sus comités como Agroindustrias, Alimentos y Bebidas, Frutas y Hortalizas; y, Menestras, entre otros, “por lo que resulta preocupante que no se haya considerado a una entidad gremial representativa del sector exportador como nuestra Institución”.

Precisamente, hace algunos días ADEX y el Instituto Peruano del Agro realizaron el conversatorio “Transgénicos, biodiversidad y políticas agrarias” en el que expertos  dieron a conocer su opinión sobre el ingreso de semillas transgénicas  al país.
 
Santiago Pastor de la Dirección General de Diversidad Biológica del Ministerio del Medio Ambiente e Ilko Rogovich de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, coincidieron en solicitar una moratoria de cinco años a la liberación en campo de los Organismos Vivos Modificados (OVM), por considerar que no se cuenta con un diagnóstico de necesidades y pertinencia del uso de las semillas. De la misma manera plantearon la necesidad de revisar el reglamento de la Ley de Biotecnología.

Estos dos pedidos no fueron compartidos por el ex funcionario del MINAG y Director Gerente de Agriconsult Perú, Fausto Robles, quien si bien aceptó que el reglamento debe ser mejorado, expresó que ese procedimiento no puede demorar mucho. “(Creo) que hay que perfeccionar el reglamento en cuanto a cerrar un poquito más la puerta y dar cierto tiempo, pero me opongo a dar una moratoria larga porque estamos perdiendo tiempo. Pronto habrá un problema serio con el maíz a nivel mundial”, comentó.

Los dos expertos a favor de la moratoria explicaron que ellos solo piden la prohibición temporal del uso de semillas y reproductores transgénicos en el país mientras se hacen los estudios necesarios, pero no se oponen al ingreso de granos para alimentación, ni de las OVM para investigación (uso confinado).

En el certamen, los agroexportadores participantes, entre ellos el presidente de la Comisión de Agro de ADEX, Carlos Lozada Zingoni y el presidente del Comité Agropecuario de ADEX, Alfredo Menacho, expresaron sus dudas en torno a ciertos puntos, como por ejemplo; qué pasaría si hay una transmisión de genes de cultivos transgénicos a otra de productos, que por ejemplo, son orgánicos. ¿Los productores de orgánicos demandarán a sus vecinos por la contaminación?, ¿la empresa que tiene la patente del transgénico puede obligar a la empresa de alimentos orgánicos contaminados a pagarles la regalías?

Fausto Robles explicó que uno de los beneficios del uso de semillas transgénicas es que usando un paquete tecnológico (riego tecnificado, uso de fertilizantes y agroquímicos) se obtienen cultivos que se desarrollan más rápido y que son más resistentes a los ataques de plagas, sin la necesidad de emplear productos químicos (insecticidas), lo cual supone un ahorro de costos.

A su turno, Carlos Lozada, presidente de la Comisión de Agro de ADEX comentó que en una situación de igualdad de competencia, es decir con el mismo paquete tecnológico, los usuarios de semillas naturales o híbridas tendrían los mismos resultados. “No porque un productor utilice una semilla transgénica se va garantizar su óptimo rendimiento pues al igual que a una semilla tradicional se le tiene que regar lo necesario y utilizar buenos abonos”, comentó.

Santiago Pastor del MINAM indicó también que los transgénicos disponibles en el mercado han sido diseñados para ecosistemas, plagas y problemas agronómicos distintos a los nacionales, por lo que no se garantiza su eficiente uso en nuestro país. “Los OVM proceden de zonas templadas con rangos de temperatura y fotoperiodo muy distinto a los del Perú. Quizá los transgénicos de países tropicales, podrían funcionar en la selva, pero no en la costa”, sostuvo.

Por su parte, Fausto Robles opinó que prohibir el ingreso de transgénicos porque en otros países se registraron resultados negativos es absurdo, porque el mundo es totalmente distinto. “El Perú es un país único, totalmente distinto”, enfatizó

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *