23 de mayo de 2011 08:17 AM
Imprimir

THERMOPRINT. – Desarrollo de nuevo proceso productivo para formulación e impresión de tintas termocrómicas que detecten cambios de temperatura en envase cartón

AIDO, junto a la imprenta Elche Cartón S.L., desarrollan un sistema de control especifico para la aplicación de tintas termocrómicas que reduce las pérdidas provocadas por una aplicación incorrecta de estas, mejora los resultados impresos y facilita la aplicación de estas en envases inteligentes.

Los nuevos desarrollos en la fabricación de tintas con propiedades especiales, de variabilidad frente a agentes exteriores tales como la temperatura, han supuesto en los últimos años un gran avance por su utilidad frente a la detección de cambios en las condiciones del producto que puedan afectar a sus cualidades organolépticas, y por tanto influir en la calidad final del continente. El proyecto Thermoprint se ha enfocado a maximizar, optimizar y controlar un nuevo proceso productivo basado en el empleo de estas tintas en impresión offset.Las tintas termocrómicas están basadas en pigmentos que varían de tonalidad, partiendo del estado coloreado al incoloro, cuando se sobrepasa una temperatura dada se produce el “cambio de color”. Por otro lado, las tintas penetran en el soporte y no se eliminan mediante la aplicación de aceites, ceras o barnices. Los pigmentos de estas tintas se presentan en dos formas, cristales líquidos y tintes leuco. Un tinte leuco es un colorante cuyas moléculas pueden adquirir dos formas, una de las cuales es incolora. Los tintes leuco permiten un mayor rango de aplicaciones, que incluyen: termómetros impresos, indicadores en envases alimenticios que cambian de color cuando el envase está a una temperatura determinada (la cerveza Coors Light utiliza tintas termocrómicas en sus latas que cambian de blanco a azul para indicar que la lata está fría), otra aplicación de las tintas termocrómicas son zonas impresas en paquetes alimenticios que indican si estos han sobrepasado cierta temperatura, cambiando de color de manera irreversible, estas impresiones se utilizan como indicadores de que se ha roto la cadena del frio en mercancías perecederas.Las tintas termocrómicas pueden ser reversibles o irreversibles y cambian de color a una temperatura predefinida entre -10 ° C y 70 ° C. Son cada vez más populares como una atractiva ayuda de ventas, y en particular para promoción de las empresas. El logro de los objetivos incluidos en el proyecto, supone un ahorro de tinta importante en la aplicación de tintas termocrómicas, ya que permite un menor aporte de tinta manteniendo la calidad del producto impreso para lo cual se ha estudiado y optimizado el proceso de producción durante el uso de estas tintas especiales. El desarrollo de este nuevo proceso de producción ha supuesto una mejora en el control de variables y uso de las tintas, de forma que la calidad del producto y la aplicabilidad de estas se optimica, minimizando las pérdidas de materias primas en producción (tinta y soportes), y reduciendo tiempos. Las mermas se deben a la falta de una sistemática estudiada y aplicada a esta tipología de tintas, debiendo considerar además de qué forma afecta la temperatura ambiente a las tintas durante la impresión. Estas irregularidades encontradas en la aplicación de tinta, son el motivo fundamental de rechazo de producto terminado, por parte del consumidor de este tipo de impresos. Estos problemas pueden ser subsanados aplicando el proceso de control que AIDO está desarrollando en el proyecto Thermoprint junto a Elche Cartón S.L.El proyecto THERMOPRINT está financiado por el Instituto de la Mediana y Pequeña Empresa de la Generalitat Valenciana (IMPIVA) y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *