26 de mayo de 2011 08:07 AM
Imprimir

Malasia ha suspendido toda la importación de carne procedente de Holanda. Así lo publica este miércoles el periódico amsterdamés, De Volkskrant

MALASIA : El estado musulmán exige que la carne cumpla con los requisitos de la ley islámica. Una delegación de ese país llegó a la conclusión de que los mataderos holandeses no se atienen a las reglas halal, es decir al conjunto de prácticas permitidas por el Islam.

El informe de los inspectores malayos todavía no se ha hecho público pero, De Volkskrant tuvo la confirmación desde Malasia de que la importación ha sido suspendida porque la forma de sacrificar a los animales es inaceptable. Malasia importaba solamente aves de corral de Holanda. Cabe señalar que en Holanda los animales son insensibilizados con una descarga eléctrica antes de ser sacrificados. Una parte de las aves muere como consecuencia de la descarga, por lo cual ya no es necesario sacrificarlas según estipula la ley islámica. Algunos compradores son aún más exigentes y no aceptan el uso de anestesia. No obstante, esta carne se exportaría con el sello halal. La Asociación que nuclea a los productores de ganado, carne y huevos, PVE, espera que los problemas surgidos con Malasia se resuelvan a la brevedad. El país del sureste asiático importa anualmente carne de pollo por valor de 13 millones de euros. Si bien no es una cantidad considerable en el total de la exportación cárnica, cabe preguntarse si la decisión de Malasia no influirá en otros países musulmanes.
 Control
PVE, la organización creada por el Estado, no controla si el carnicero trabaja siguiendo los preceptos halal. El país que importa esa carne acuerda al respecto con el abastecedor quien, a su vez, deberá ser supervisado por una empresa de certificación. El Estado controla si finalmente la carne de exportación cuenta o no con el sello halal. Cabe destacar que se puede sacrificar sin anestesia sólo si el Estado autoriza a un matadero a hacerlo y dispone para ello de la pertinente exención. El 75 por ciento del total de la carne que se exporta al norte de África, Oriente Medio y el Lejano Oriente es de aves del corral y 25 por ciento es carne de res y ternera. El porcentaje de carne de cordero y ovina es muy pequeño. De los países islámicos, Malasia es el mayor comprador de carne holandesa. Indonesia no importa carne de Holanda.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *