27 de mayo de 2011 13:46 PM
Imprimir

Dicen en el campo . . .

... que, a la semana corta por el feriado del 25 de Mayo, se le sumó el Congreso de CRA -entidad que lidera Mario Llambías- que se está desarrollando estos días en Rosario y que, además de unos 500 asistentes de todo el país, obviamente, concentró el grueso de la atención, junto con las elecciones primarias que hubo en Santa Fe el fin de semana pasado.

… que, al margen de estos hechos centrales, se desarrollaron otras actividades y, especialmente, asambleas de productores ya que la temperatura del sector parece ser inversamente proporcional a la del clima, sobre todo entre los trigueros que ya deben arrancar la campaña 11/12 sin que aparezcan aún las correcciones oficiales a la política de comercialización. El hecho hasta mereció un comunicado de la Mesa de Enlace señalando «el fracaso» de la política oficial y reclamando el desmantelamiento del «modelo de intervención» y «subsidios cruzados» que hoy impiden la comercialización del cereal. El reclamo de las «bases» pasa por la recuperación de la transparencia del mercado y, especialmente, medidas que permitan achicar o eliminar los diferenciales extra retenciones que hoy implican quitas de u$s 50-70 por tonelada, provocadas por la política oficial de intervenciones. De no mediar cambios, el área triguera va a volver a distar de su potencial y, a pesar del voluntarismo oficial, en el mejor de los casos sólo podría mantener la superficie de la deslucida campaña anterior. Mientras, las asambleas en el interior siguen aumentando, y algunas con particular virulencia, por caso en alguna de ellas hasta se tiraron con sillas (literalmente hablando), y en varios casos no sólo se criticó la política oficial, sino que además se pidió «la cabeza» de algún dirigente.

… que en el Congreso de CRA, mientras algunos comentaban la excelencia de los productos lácteos premiados en la tradicional muestra lechera que se llevó a cabo recientemente en Santa Fe, y que para satisfacción de los asistentes se degustan en una tumultuosa reunión especial en Buenos Aires, otros seguían comentando la creatividad del Rofex. Es que el ascendente Mercado a Término de la Bolsa de Rosario, con sus «frescos» 112 años, convocó a periodistas especializados y directores en un pub de Buenos Aires que, no casualmente, se llama Le Merval. Allí, entre copa y copa, ambas partes intercambiaron informaciones sobre commodities, el precio de la tierra, inversiones en bodegas y vinos, etc., mientras en una gran pantalla de leds se veía la evolución de las cotizaciones de los tragos que se servían.

… que uno de los temas más llamativos que se comentó allí fue sobre la supuesta revisión que el Gobierno de Dilma Rousseff en Brasil estaría haciendo sobre su Ley de Tierras, que también apuntaba a acotar la compra de propiedades por parte de los extranjeros. El caso es que ahora tendrían que cambiarla porque se les derrumbó el mercado inmobiliario, con el consecuente malhumor de los propietarios, especialmente los más chicos que habrían visto diluirse su pequeño capital fundiario. También llamó bastante la atención el dato sobre el gran «interés» que tienen los chinos en los caballos «deportivos», especialmente los pura sangre. Tanto es así que ya se está considerando organizar una carrera especial, e incorporar hipódromos y haras a los circuitos de las cada vez más numerosas delegaciones asiáticas que visitan el país. Pero, uno de los rumores más jugosos estuvo referido a la nueva «actividad» de Marcelo Muniagurria, expresidente de CRA, legislador y exvicegobernador de Santa Fe con Carlos Reutemann. Es que al ruralista en cuestión parece que las cosas le marchan muy bien, y transformó su campo, a 10 minutos de Rosario, en un emprendimiento inmobiliario. Eso no sería lo más destacado. Tampoco que en la zona se lo conozca como M&M. Lo sorprendente (y envidiable, para muchos) es que una M sea de Muniagurria, pero la otra corresponde, nada menos, que a Messi.    S.M.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *