27 de mayo de 2011 14:41 PM
Imprimir

Cabras: instalaciones para cría intensiva

Las instalaciones representan un elemento muy importante dentro de la unidad de producción, en este caso, para llevar adelante el trabajo de cría intensiva de cabras. Estas unidades ayudan a los animales a tener la comodidad para producir más; mientras que al hombre le facilita la posibilidad de realizar un buen trabajo.

El sistema estabulado o intensivo es el más recomendado para la cría de cabras lecheras. Para el criador, una buena instalación representa la inversión que logrará amortizar rápidamente si lleva adelante un trabajo coordinado y bien controlado.

PISO

Se recomienda que el piso del galpón esté a 80 cm de altura con relación al suelo; a este sistema se lo denomina entarimado. El piso donde estarán las cabras debe ser hecho con el molde de rejillas de madera, que tendrán una separación de 1,5 cm, de modo que las patas del animal no queden atoradas entre las rejillas. Otra de las ventajas de este sistema entarimado y con piso rejillado es que las eyecciones del animal caerán al suelo y podrán ser utilizadas como fertilizante, evitando además el olor que esto puede acarrear.  Se recomienda que se utilice tierra y no un piso de cemento debajo del entarimado.

LUGAR DE RECREO

Las cabras deben tener también un lugar de recreo, y debe ser como un pequeño potrero, en donde ellas podrán caminar y, si es posible, subir a un pequeño cerro que puede ser construido con ladrillos y piedras. También se le llama soleadero. Sin embargo, los animales rápidamente volverán a buscar su lugar en el galpón, pues ya estarán acostumbrados a él.

SALA DE ORDEÑO

Esta instalación debe estar próxima al galpón donde se encuentran las cabras, para así facilitar el traslado del animal desde su lugar en el galpón hasta el lugar de ordeño.

El lugar de ordeño debe ser funcional, con una plataforma por donde el animal podrá subir tranquilamente y un pasillo que lo llevará al punto donde será ordeñada. Estas instalaciones entarimadas favorecen a la persona que ordeñará al animal, pues como es un animal pequeño, no habrá necesidad de agacharse. Las paredes y pisos de este lugar pueden ser azulejadas, para que su limpieza resulte más fácil luego del ordeño.

BEBEDEROS Y COMEDEROS

Es importante que los bebederos contengan siempre agua limpia y abundante; también los comederos deben estar secos y limpios, ya que pese a que la cabra es un animal rústico, es delicado en su alimentación y, si el agua está sucia, no la beberá; además podría afectar al animal. El bebedero debe estar colocado fuera del corral.  Las cabras deben sacar la cabeza para beber el agua, ya que como son muy juguetonas, fácilmente ensucian o derraman el agua. Los comederos también deben estar fuera del corral, de tal forma que el animal saque la cabeza para comer.  La profundidad del comedero no debe ser superior a 15 cm, porque esa es la medida del hocico del animal; si superara esta medida y fuera más profunda, el animal apretaría su garganta y no podría comer tranquilamente.

GALPÓN

Es el lugar donde las cabras permanecerán más tiempo, ya que allí se alimentarán, descansarán, e inclusive tendrán sus crías. Este lugar deberá ser bien aireado, limpio y espaciado, de modo que las cabras se sientan cómodas dentro del espacio que ocupan. Lo más recomendable es que sea construido de madera; también se puede edificar un galpón de cemento, aunque sería muy costoso.

TECHO Y VENTILADORES

El techo no debe ser muy bajo.  Se puede construir de chapas de hojalata o fibrocemento, siempre buscando el ahorro. Si el criador lo desea, puede instalar ventiladores en el lugar de alojamiento de las cabras, las cuales estarán divididas. Esto permitirá mantener a los animales más frescos en las épocas de mucho calor.

DEPÓSITO Y ALIMENTACIÓN

Para aquellos criadores dedicados a la producción intensiva, es fundamental poder contar con un depósito. En el mismo, podrán estar guardados los alimentos, como forrajes y balanceados; es muy importante que estos alimentos sean manejados correctamente, sin mezclarse con la arena, sin que les llegue la humedad y mucho menos que se descompongan por causa de un mal manejo o almacenamiento. También se debe contar en ese lugar con todas las vacunas y suplementos que puedan necesitar los animales.

Dr. José María Espínola
Técnico especialista en cría de cabrasAgromeat

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *