31 de mayo de 2011 15:53 PM
Imprimir

Por la división del campo, el Gobierno marca el paso de la agenda rural

La iniciativa para bajar las retenciones se empantanó porque los "agrodiputados" no lograron acuerdos.

En un plenario de comisiones de Diputados comenzará a tratarse en diez días el proyecto para limitar la compra de tierras por parte de extranjeros. Julián Domínguez, ministro de Agricultura, asistirá para defender el texto enviado por el Ejecutivo. Más allá de que la iniciativa podrá avanzar porque casi todos los bloques opositores presentaron proyectos en esa línea y el oficialismo buscará consensuar, resultó la confirmación de que el kirchnerismo logró marcar la agenda del campo pese a perder la mayoría a fines de 2009. La Comisión de Agricultura, presidida por “agrodiputados” y controlada por el arco anti K, se resignó a la imposibilidad de que prosperen las iniciativas consideradas adversas por el Gobierno.El texto del Ejecutivo establece en un 20% el límite a la propiedad de tierras rurales para los extranjeros –o personas jurídicas controladas por extranjeros–, fija en 1.000 hectáreas el máximo para un titular de esa condición, y propone la creación de un registro nacional de tierras rurales que tendrá 180 días para completar un relevamiento catastral y de dominio. Cristina Kirchner había pedido su tratamiento al abrir las sesiones de este año, luego de que se lo reclamara en pleno recinto el diputado Pablo Orsolini, del bloque radical y dirigente de Federación Agraria. “Me hizo acordar el señor que gritó de la banca . Si dice algo interesante, por más que sea de donde sea y aunque no me guste, tengo que escucharlo”, acotó la Presidenta.”Me parece bárbaro que el Ejecutivo se apure en tratarlo, pero nosotros presentamos un proyecto el año pasado”, cuestionó el radical Juan Casañas, otro “agrodiputado” y titular de la comisión del área. En total hay 13 proyectos en esa sentido y el único que se opuso de modo tajante fue el macrismo. “No puede haber una ley que estipule que la reglamentación o limitación del derecho de los extranjeros de comprar bienes raíces sea prohibir comprarlos”, aseguró Federico Pinedo, el jefe de bloque.El socialista Lisandro Viale, de acuerdo aunque con algunos matices, presentó un proyecto de registro de catastro único y reclamó la ley de arrendamiento. La oposición no pudo impulsar una baja de retenciones por diferencias entre los propios “agrodiputados”.Tampoco avanzó la reforma de la ONCCA, la comisión investigadora de ese organismo ya disuelto y la eliminación de permisos de exportación. Los diputados de origen rural protestaron contra el kirchnerismo. “No tienen vocación por la independencia de poderes y el Congreso”, se quejó Ulises Forte, de FAA. “El Ejecutivo tiene mucha más capacidad de lobby para tratar sus proyectos. Los nuestros están cajoneados en las comisiones y uno que presenta la Presidenta se desesperan por tratarlo”, dijo Casañas. Viale, con autocrítica, admitió que el oficialismo tiene margen “por la falta de consenso de la oposición”. Para el oficialista Rubén Sciutto, “ellos no puede ponerse de acuerdo, éste es un tema de soberanía y hay que tratarlo".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *