31 de mayo de 2011 16:35 PM
Imprimir

Exportar becerros, un pastel de 480 MDD

MEXICO : El reciente ciclo ganadero de exportación fue positivo para los criadores mexicanos.

La exportación de becerros de razas europeas a Estados Unidos supone un pastel que como negocio tiene un valor estimado en 480 millones de dólares en base a las condiciones del mercado norteamericano. En este negocio, de momento no ha participado la ganadería jalisciense por limitaciones sanitarias que se derivan de la prevalencia de tuberculosis y brucelosis en el ganado vacuno.

Según la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), el reciente ciclo ganadero de exportación fue positivo para los criadores mexicanos, puesto que se consiguió la comercialización a la Unión Americana de un millón 100 mil ejemplares, siendo el Estado de Chihuahua el que aportó la mitad de la oferta exportable. El último ciclo abarcó de agosto de 2009 a septiembre de 2010.

En lo que va del presente ciclo, ya se han exportado 640 mil animales, por lo que se espera superar el monto del periodo anterior.

Otras entidades que aprovecharon la coyuntura de la exportación de becerros fueron Sonora, Tamaulipas y Coahuila, en orden descendente.

En el caso de Jalisco, a pesar de que como Estado ocupa el segundo lugar en la producción de carne de res en el país, no se ha podido en los dos años recientes aprovechar la demanda de Estados  Unidos, porque no se cuenta con el estatus sanitario reconocido por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos  (USDA, por sus siglas en inglés). De momento, Jalisco es  un exportador indirecto, dado que sus animales son comprados por otros Estados.

Por cierto, para la región de Los Altos de Jalisco, aunque tiene gran potencial en su sector ganadero, la alta prevalencia de tuberculosis en su hato lechero, le cierra las puertas a la exportación de becerros. Tal región es una de las prioridades de la Comisión Estatal de Control de la Tuberculosis en Jalisco en sus acciones de muestreo y sacrificio de vacas con esta patología .

Para el caso de Jalisco, según voces del sector ganadero no fue atractivo el ciclo, dado que además de las restricciones sanitarias, se tuvo en contra también el impacto de la Ley de Etiquetado de Estados Unidos que implica un arancel de 60 dólares por animal, lo que resta rentabilidad al negocio. Solo están reconocidos por USDA los municipios de la Zona Norte.

Durante los años 2007 y 2008, la ganadería de Jalisco aprovechó los ciclos de exportación, lo que trajo como rebote un repunte en el precio de la carne de los animales ya engordados y vendidos en pie.

Según el especialista  Jorge Arturo Escalera, la exportación de becerros supone un negocio en el que tiene un precio el animal más pequeño, de modo que se pagan mejor los semovientes de 300 a 350 libras, puesto que el ganado más ligero va a crecer en los pastizales de los ranchos norteamericanos “y va a hacer kilos baratos,  ya sea para su reventa a los engordadores o para bajar sus costos de la engorda”.

Este experto puntualizó que el ciclo anterior fue una temporada atípica, lo que trajo gran demanda de ganado en el mercado de Estados Unidos, por lo que se pagó igual un animal de 300 libras que uno de 500.

PARA SABER

Varios municipios de las regiones Costa Sur, Sierra Occidental y Sierra de Amula, fueron desconocidos por USDA como lugares de zonas libres de tuberculosis y brucelosis, lo que impide exportar sus becerros a Estados Unidos.

Fuente. Sagarpa

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *