13 de diciembre de 2009 15:38 PM
Imprimir

SAG inicia control químico de lobesia botrana en áreas urbanas de Ñuble

Actividad comienza hoy en Chillán, Chillán Viejo y San Carlos, con fumigaciones para erradicar plaga. Se espera cubrir el 60 por ciento de las casas que cuentan con parrones de las ciudades afectadas.

El Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, comenzará desde hoy la aplicación de productos químicos en las ciudades de Chillán, Chillán Viejo y San Carlos, de acuerdo a la estrategia para áreas urbanas definida para combatir y erradicar la polilla del racimo de la vid, lobesia botrana, plaga detectada en abril del 2008 en nuestro país. En este sentido el director regional del SAG Bío Bío, Jaime Peña Cabezón, explicó que la institución estableció dos alternativas de control urbano para la temporada 2009-2010, por lo cual los dueños  de casa pueden optar por uno de estos métodos de control de acuerdo a sus requerimientos. El primero de ellos es el control mecánico, el cual consiste en el corte y eliminación de racimos por parte de los propietarios  y en casos especiales por parte del SAG. Una segunda opción es el control químico, el que se define como la aplicación de insecticidas a parrones o plantas de vid, la cual es realizada por personal del SAG.TRES APLICACIONES
Agregó que se realizarán tres aplicaciones, esto con el objeto de atacar a tres generaciones de la plaga. La primera aplicación se realizará entre el viernes 11 y el 31 de diciembre, la segunda se estima que se efectuará desde la segunda semana de enero mientras que  la tercera a mediados de febrero. Sobre el número estimado de casas a aplicar en estas comunas destacó que “tenemos una proyección de unas cuatro mil 500 casas, lo que corresponde al 60% de las viviendas que cuentan con vid, ya que a la fecha las personas que han sido notificadas han optado mayoritariamente por el control químico” indicó Jaime Peña. Para realizar esta aplicación el SAG contará con seis brigadas, las cuales cuentan con equipos de protección personal, materiales para medidas de resguardo y equipos de aplicación. Recalcó que las personas que trabajan en estas brigadas están capacitadas para realizar esta función y que tanto ellos como el protocolo de bioseguridad cumplen con las medidas establecidas por la Autoridad Sanitaria.”Antes de comenzar la aplicación, el inspector del SAG verificará la zona de aplicación y velará por cumplir con las medidas de resguardo exigidas al propietario para evitar cualquier situación eventualmente riesgosa, en todo caso los productos que usaremos son etiqueta verde, es decir, bajos en toxicidad… también se informará las características y recomendaciones de los productos a utilizar”, dijo.El directivo señaló que se han efectuado reuniones informativas  con las autoridades comunales y de la provincia, a quienes agradeció su apoyo en el control y erradicación de esta plaga.Finalmente informó que las acciones de control urbano se están realizando en todas las comunas con áreas urbanas  en que se ha detectado la presencia de esta plaga.PRODUCTOS QUÍMICOS
En este sentido el directivo explicó que en esta primera etapa se utilizará un insecticida regulador del crecimiento, recomendado para el control de larvas de lepidópteros en frutales, perteneciente al grupo de las Diacilhidrazina, cuyo ingrediente activo es Methoxyfenozide 24%. Este es un producto de baja toxicología (Grupo IV, etiqueta verde), baja toxicidad para abejas, aves, peces, crustáceos, plantas y la mayoría de los insectos benéficos y predadores no objetivo. Es un producto especialmente indicado para programas de manejo integrado de plagas.En el caso de las aplicaciones para la segunda generación, las que se realizarían a partir de la segunda semana de enero, se ha definido el uso de un insecticida cuyo principal ingrediente es Triflumuron. Éste se caracteriza por ser de baja toxicidad, ideal para programas de manejo integrado de plagas.  Su accionar es sobre larvas de lobesia botrana, actúa por ingestión e interfiere en el proceso de la síntesis de quitina en los insectos. Estas aspersiones están enfocadas principalmente a los racimos de la planta vid, dando así un uso eficiente al plaguicida. Para la tercera generación se aplicará el mismo producto que se utilizó en la primera etapa.ERRADICACIÓN
Chile por  ser un país exportador y de altos estandares sanitarios, ha determinado la estrategia de control y erradicación de esta plaga. Es el único país de Sudamérica que ha detectado la existencia de esta polilla que ataca principalmente la vid.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *