13 de diciembre de 2009 15:42 PM
Imprimir

Paraguay  –   Ríos cree que carne de contrabando tenía como destino Carpe Diem

Carlos Ríos, director de Aduanas, considera que los principales decomisos de carne  tenían como destino el  frigorífico "Carpe diem", de Limpio.  Se  suma así a  la posición del Detave con respecto a esta empresa.

Ríos, en conversación con  Primero de Marzo, indicó que desde  Aduanas tienen entendido que los principales decomisos de carne  tenían como destino el frigorífico “Carpe diem”, de Piquete Cué,  Limpio.

Recordó que desde mediados de este año han empezado un trabajo en forma conjunta con la Asociación Rural del Paraguay (ARP), lo que ha generado buenos resultados en la lucha contra el ingreso de carne contrabandeada.

En ese contexto, señaló como ejemplo el caso del frigorífico mencionado. “Consecuencia de todo esto es lo que está ocurriendo ahora con Carpe diem”, indicó Ríos.

Esta misma posición adoptó el jefe del Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especial (Detave), Luis Ramírez, quien acusó a la firma de ser uno de los “peces gordos” del contrabando. 

Suspendido

El frigorífico “Carpe diem”, propiedad del alemán Gerhard Hans Bauser, está suspendido actualmente para operar, según la resolución 2477, emitida por el Servicio Nacional de Salud y Calidad Animal (Senacsa).

La medida se fundamenta en la  auditoría practicada al frigorífico, en donde encontraron irregularidades, como la falta de coincidencia entre la cantidad de animal faenada y la carne comercializada, así como el ingreso de carne de búfalo a la planta, cuando que la misma no está habilitada para ese efecto.

Esta situación dejó a unos 400 trabajadores de la empresa sin trabajar, por lo que el Senacsa con la Cámara Paraguaya de la Carne avisaron que los empleados de “Carpe diem” podrán ser recibidos en cualquier frigorífico, hasta que se tenga una definición con el mismo.

Está en condiciones

Por su parte, Oscar Said Bobadilla, asesor jurídico de la empresa, indicó que ya presentaron  todos los descargos al Senacsa y que están esperando los resultados finales de la auditoría para ver qué determinación tomar.

El abogado aseguró que la empresa está en condiciones de seguir operando, ya que las supuestas irregularidades detectadas por el Servicio de Control Animal han sido aclaradas en el descargo.

Con respecto a la decisión de declarar la quiebra de la empresa, como habían adelantado los directivos de la firma, Said Bobadilla dijo que todavía no se ha tomado una decisión definitiva. 

Sobre las declaraciones de las  autoridades de la  Aduana y el Detave, el letrado afirmó que los mismos tendrán que hacerse  responsables de sus afirmaciones.

Esperan trabajo

Unos 400 empleados de Carpe Diem continúan sin poder trabajar debido a la suspensión que pesa sobre la empresa.

Los trabajadores esperan que la planta, ubicada en Piquete Cue, pueda seguir operando igual con otra administración. Justamente, desde el Senacsa mencionaron que una posibilidad es habilitar el local, pero a favor de otro frigorífico.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *