13 de diciembre de 2009 16:06 PM
Imprimir

El Tejar le apunta a la altillanura colombiana; sería la segunda inversión extranjera en esta zona del país

Luego del éxito obtenido por la boliviana Mónica Semillas, de propiedad del empresario brasileño Sergio Marchett, la empresa agrícola El Tejar anunció su llegada a Colombia.

Esto lo confirmó esta semana Óscar Alvarado, presidente de este grupo económico al diario argentino La Nación. "Vamos a construir una empresa en Colombia", dijo, detallando que sus inversiones en el país serán en la compra de tierras y comenzará a producir soya y maíz en el 2010.En los últimos cinco años, dice un artículo de prensa de La Nación, El Tejar ha tenido un crecimiento explosivo en los países de la región.De hecho, para esta campaña está prácticamente duplicando la siembra en Brasil e incrementándola entre un 15 y un 20 por ciento en Uruguay. Esto, mientras sólo mantiene la superficie en Argentina. En área y en resultados Brasil y Uruguay ya son más importantes que Argentina. En Uruguay es la principal empresa de siembra.Alvarado considera que los fuertes de inversión en Colombia son en estos dos cultivos, los cuales se importan masivamente. Sin embargo, aclaró que es necesario, antes que todo, hacer labores de mejoramiento de las tierras, pues la zona de la altillanura es de suelos ácidos y la capa vegetal es muy pequeña, lo que impide hacer siembras extensivas sin llevar a cabo este proceso; además, casi que debe ‘hacerse suelo’ con cultivos leguminosos y forrajeros.Por lo anterior, lograr una producción y productividad agrícola, similar a la de Argentina es un trabajo que demora, por lo menos, dos años. "El potencial de Colombia lo vemos en los Llanos", señaló Alejandro Bustamente, director de planeamiento de la compañía, quien considera llegar a unas 2,6 toneladas por hectárea de soya y de 5,5 toneladas de maíz. La ventaja de dos cosechasOtro de los aspectos que llamó la atención del inversionista es la temporada de lluvias, de unos 2.000 milímetros por año, desde fines de marzo a principios de diciembre, lo quien brinda la posibilidad de tener dos cosechas al año en el mismo lote en producción, como soya y maíz. Además, en Colombia (a diferencia de Argentina) no hay retenciones agrícolas, es decir, impuestos por la producción.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *