14 de diciembre de 2009 13:41 PM
Imprimir

UIA: se define mañana postura ante el campo

Mañana, en reunión de junta directiva, la Unión Industrial Argentina (UIA) comenzará a definir cuán cerca del campo marchará de ahora en más.

A esta altura, está claro que en el seno de la central fabril existen dos posturas diametralmente opuestas: la que protagonizan sus máximas espadas como Luis Betnaza (Techint), Miguel Acevedo (Aceitera General Deheza), Federico Nicholson (Ledesma), que acompañaron a la Mesa de Enlace en su protesta de la semana pasada, y la que encabezan dirigentes pyme, como el rosarino Guillermo Moretti, el bonaerense Osvaldo Rial y el metalúrgico Juan Carlos Lascurain.

Esta fracción de la UIA, tradicionalmente más cercana al Gobierno, intentará en la junta (especie de parlamento de la entidad) volcar la mayor parte de las voluntades a alejarse de los planteos de la Mesa de Enlace. Sin duda, los ayudará el poco feliz párrafo del discurso de Hugo Biolcati en el que el titular de la Sociedad Rural pedía «descabezar» el Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

«Me pareció pésimo, aun cuando se haya equivocado o no haya querido decir lo que dijo», le confesaron a este diario dos de los dirigentes de la UIA que no fueron al acto del campo por estar en viaje desde Israel.

Reservas

Sin embargo, al menos hasta ahora, la postura mayoritaria dentro de la entidad que preside Héctor Méndez es mantener «con reservas» la cercanía con la Mesa de Enlace. De hecho, este sector insiste en incorporar a la Federación Agraria Argentina al Grupo de los Siete que hoy conforman la UIA, los bancos nacionales, la Rural, CRA, la Bolsa porteña y las cámaras de Comercio y de la Construcción.

En sentido inverso, el sector dentro de la UIA más cercano al matrimonio Kirchner propone retomar la línea de «apoyo crítico» al Gobierno nacional, que fue la línea de la entidad durante la reciente presidencia de Lascurain. En este sentido, las declaraciones que viene realizando el rosarino Moretti parecen tener como fin principal agudizar la contradicción en el seno de la entidad industrial.

Moretti criticó duramente a la dirigencia ruralista (sobre todo, a Biolcati), tras manifestarse a favor de la estatización de las AFJP, y llegó a asegurar en relación con el presidente de la Rural que «ya todo el mundo sabe cuál es su forma de pensar: en 1976, Biolcati apoyaba a Martínez de Hoz y a la dictadura, y nosotros estábamos enfrente, del otro lado, éramos los perseguidos».

El dirigente rosarino también aseguró que quienes habían concurrido al Rosedal lo habían hecho a título personal, sin mandato de la UIA. ¿Repetirá el argumento mañana, frente a sus pares que se dejaron ver junto a la Mesa de Enlace en la calurosa tarde de Palermo?

En caso de hacerlo, se topará con la cerrada postura de los hombres que encabezan ambas listas en las que se dividen los afiliados a la UIA, la Celeste y Blanca (inspirada por Ledesma, a la que pertenece Méndez) y la Industriales (alentada por Techint y Arcor, a la que formalmente adscriben Lascurain, Rial y Moretti). ¿Será esto el inicio de una nueva corriente interna en la UIA? A partir de hoy, podría comenzar a aclararse este panorama, que en la superficie tiene al campo como eje de la polémica, pero que, en realidad, apunta a dilucidar cuál será la posición que asumirá la UIA frente a los dos años que le restan a los Kirchner en el Gobierno.

Una curiosidad final: a la misma hora en que estará sesionando esta «picante» junta directiva de la UIA, Hugo Moyano estará festejando el Día del Camionero en el estadio de Vélez Sarsfield. El líder de la CGT invitó a sus dos amigos en la UIA Héctor Méndez y José Ingnacio de Mendiguren a acompañarlo en la celebración. Obvio: no concurrirán.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *