14 de diciembre de 2009 20:10 PM
Imprimir

Senacsa aplica millonaria multa a Carpe Diem

El Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) aplicó una multa de poco más de 54 millones de guaraníes a la empresa Carpe Diem SA, que explota un frigorífico en la localidad de Piquete Cue. El documento oficial indica que un sumario administrativo confirmó irregularidades denunciadas en la planta

La empresa Carpe Diem, propiedad del empresario alemán Gerhard Hans Bauser, fue sancionada por el servicio veterinario oficial paraguayo Senacsa. La institución dio a conocer este lunes la Resolución 2.533 que aplica una multa de mil jornales mínimos, o 54.187.000 guaraníes, por irregularidades detectadas en una auditoría.

Inspectores de Senacsa detectaron diferencias entre la cantidad de hacienda que compró la firma y la cantidad de carne que vendió. La empresa administra el frigorífico con registro número 7, ubicado en la ciudad de Piquete Cue.

El documento oficial dispone el levantamiento del sumario que fue instruido por la Resolución 2.477 emitida el 30 de noviembre de este año.

Un comunicado de Senacsa indica que se analizaron las documentaciones arrimadas por la empresa y los reportes de los auditores.

Senacsa levantó las restricciones que pesaban sobre la firma y que le impedían operar. El frigorífico de Piquete Cue puede trabajar nuevamente, pero debe pagar la multa mencionada.

“Existieron irregularidades y negligencias administrativas por parte de la empresa, por lo que se determina que es pasible de sanción”, indica el comunicado del servicio veterinario oficial.

La empresa emplea a unas 400 personas que exigieron el levantamiento de la sanción. La Fiscalía inició una investigación por un supuesto contrabando de carne.

La firma recurrió a la justicia para evitar el cierre. Sin embargo, no se conoció ninguna disposición de juez competente.

La Dirección de Aduanas confirmó que la firma había incurrido en contrabando de carne.  La entidad, de esta forma, confirmó reportes del Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especial (Detave), que había señalado que Carpe Diem se dedicaba al comercio ilegal del producto.

El abogado de la firma, Oscar Said Bobadilla, había señalado que la empresa está en condiciones de seguir operando

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *