15 de diciembre de 2009 14:27 PM
Imprimir

Las lluvias demoran la siembra de soja en Brasil

Los productores de soja de Brasil sembraron el 91% del área prevista para la soja del ciclo 2009/10, cuya producción alcanzaría 64 millones de toneladas

La semana pasada, los chacareros brasileños habían implantado el 85% de la superficie estimada, mientras que en la misma semana de 2008 el ritmo de siembra era del 92% del área calculada para el grano. Brasil es el segundo exportador global de la oleaginosa.
«La leve demora en la siembra se debe principalmente al exceso de lluvias en las últimas semanas en el estado de Rio Grande do Sul, donde un 65% del cultivo fue implantado, frente al 78% reportado en el mismo período de 2008», dijo la consultora Celeres.

Sin embargo, en la mayor parte del centro-sur del cinturón sojero de Brasil, la siembra de la soja 2009/10 avanzó con velocidad, impulsada por elevados niveles de humedad, aunque algunos productores fueron obligados a replantar algunos lotes debido a lluvias excesivas.

Por otra parte, Brasil aumentó este año su producción de azúcar en un 10%, hasta los 34 millones de toneladas, una cifra récord que afianza al país como líder mundial en este producto, según previsiones divulgadas ayer por el Gobierno.

La producción azucarera de Brasil supuso el 20% de la cantidad producida en todo el planeta, lo que se explica tanto por las condiciones favorables internas como por la caída de las cosechas en la India, segundo productor mundial, debido a la sequía.

«La India presentó grandes caídas de producción en los dos últimos años y tendrá que importar entre 6 y 8 millones de toneladas hasta final de 2010», afirmó el coordinador del Departamento de Azúcar y Etanol del Ministerio de Agricultura brasileño, Luis Carlos Job.

El Gobierno brasileño también calculó que se va a producir una caída gradual del precio del azúcar en los próximos dos años, después de que alcanzará en 2009 su mayor valor en los últimos 30 años a raíz de la profunda merma que han experimentado las reservas mundiales.

«El azúcar bruto deberá pasar de los actuales u$s 480 por tonelada a u$s 390 en 2011 y el refinado, de u$s 540 a u$s 490», afirmó Job.

Según el funcionario, en estos dos años, países productores como la India, Estados Unidos, Tailandia, China y México van a experimentar una «pequeña recuperación» en su producción, que ayudará a reducir los precios.

A pesar de ese nivel de precios, la tendencia del sector en Brasil en los dos próximos años será darle más espacio a la producción de azúcar en detrimento del etanol, que en el país se produce a partir de caña de azúcar, según el responsable del ministerio.

El año pasado, Brasil produjo cerca de 31 millones de toneladas de azúcar y exportó 19,4 millones de toneladas, según datos de la patronal Unión de la Industria de la Caña de Azúcar (Unica). Además, se produjeron 27,5 millones de litros de etanol combustible, del que se exportaron algo más de 5 millones de litros en su mayoría a Estados Unidos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *