15 de diciembre de 2009 23:33 PM
Imprimir

Denuncian al delegado del Senasa en Tostado

Dos nuevos episodios que siguieron a la pelea entre titular de la delegación y un productor rural, terminaron en denuncias policiales. Esta vez lo acusan su hermano y su sobrina.

El titular del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en la ciudad de Tostado, apuñalado hace dos semanas en una pelea callejera, volvió al centro de la escena luego de que su hermano y una sobrina que trabaja con él en el organismo de control, lo denunciaran por malos tratos, golpes e insultos recibidos. 

Esta semana se registraron dos nuevas denuncias que involucran al Dr. Alberto Vallejos, esta vez como acusado por el delito de “lesiones leves” y por “agresión física sin empleo de armas”, cometidos contra su hermano y su sobrina respectivamente. 

Según denunció su sobrina a la policía, Vallejos le habría pegado una cachetada, tirado del pelo y agredido verbalmente, por haber atendido a la mujer del productor rural Héctor Fernández, con quien se enfrentó a trompadas y terminó apuñalado la noche del 30 de noviembre. 

Reproches y trompadas 

La mujer de Fernández acudió a las oficinas del Senasa para realizar algunos trámites, lo que generó el reproche del tío de la empleada, que incluso habría amenazado con despedirla, tras diez años de desempeño en esa repartición pública, según declaró la denunciante. 

El altercado que comenzó la mañana del lunes continuó después, cuando el hermano de Vallejos -el padre de la chica agredida-, acudió en busca de explicaciones. En medio de una charla poco amistosa, el hombre habría recibido una trompada en pleno rostro que le ocasionó algunas lesiones, por lo que también dejó constancia en sede policial. 

El conflicto se retrotrae a la noche del 30 de noviembre, cuando Vallejos -delegado del Senasa- y Fernández -un productor rural-, se trenzaron en plena calle, a 20 metros de las puertas del organismo. 

En el intercambio, el que se llevó la peor parte fue Vallejos, que terminó con una puñalada en el abdomen y debió ser hospitalizado. 

La otra versión 

Consultado por El Litoral, Héctor Oscar Fernández contó que esa noche, “mi camioneta estaba estacionada a unos 20 metros al norte del Senasa, en la vereda de enfrente, y estaba ayudando a una persona a subir su bicicleta en la parte de atrás de mi vehículo cuando sentí un fuerte golpe en la sien izquierda”. 

Según el descargo realizado por Fernández, tras el primero golpe “recibo dos más en la zona de las costillas, siempre del mismo lado”. 

“Trastabillo y veo que viene hacia mi”, entonces “saco un cuchillo corto de los denominados ‘puperos’ y defendiéndome del ataque le apliqué un puntazo en la zona del abdomen”. 

Para sostener su versión Fernández cuenta con el testimonio de un camionero de apellido Moreyra que “se interpuso entre ambos y luego se presentó ante la Unidad Regional XII a explicar cómo fueron los hechos”. 

“Fui atacado reiteradamente, sin mediar discusión y desde atrás. Estuve obligado a defenderme”, descargó el acusado. Además dijo estar siendo “objeto de una persecución por parte del encargado del Senasa”, a quien acusa de haberle labrado “dos actas de presuntas infracciones, que luego se comprobaron que no existían, y me echó del trabajo que yo realizaba en los remates ferias”, concluyó Fernández.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *