15 de diciembre de 2009 21:39 PM
Imprimir

Zona libre de aftosa sin vacunación al sur del río Colorado

De Rege adelantó que la iniciativa tiene el respaldo del gobernador Miguel Saiz –a quien le explicó sus alcances en el marco de una audiencia en Casa de Gobierno-, y si es convertida en ley se constituirá en un instrumento formidable para que el Poder Ejecutivo provincial acuerde con el SENASA su pronta puesta en práctica.

Los objetivos de esta ley, fijados en el artículo 2º, son la plena incorporación del territorio provincial a la Zona Libre de Aftosa sin Vacunación de la Patagonia, en el menor tiempo posible; la recuperación del stock de cabezas de ganado de los campos provinciales; la incorporación de nuevas áreas bajo riego para la cría y el engorde de ganado; la consecución de financiamiento nacional o internacional para las inversiones en infraestructura que permitan ampliar las áreas irrigadas y la instalación de nuevos establecimientos ganaderos; lograr el abastecimiento interno sin incrementos de los costos para el consumo, y, entre otros, la superación de la crisis derivada del desastre provocado por la sequía.

La iniciativa crea la Mesa de Consenso para el Desarrollo de la Ganadería y de la Industria Cárnica, con el propósito de analizar y proponer por consenso medidas o instrumentos de política ganadera.

Este ámbito estará integrado por un representante del Poder Ejecutivo provincial, un legislador provincial, un representante del SENASA, un representante de las entidades que agrupan a los productores ganaderos y un representante de los frigoríficos radicados en la provincia.

La Mesa de Consenso buscará la implementación de medidas para el corto y mediano plazo, que se la denomina Etapa de Transición, que abarcará el período que va desde que se produzca el corrimiento de la barrera sanitaria al norte del río Colorado hasta la recuperación del stock ganadero existente al 31 de diciembre de 2007 y aquellas destinadas al largo plazo, denominada Etapa de Consolidación, que correrá desde la recuperación del stock hasta la consecución de un volumen anual de faena de 100.000 novillos de exportación en la provincia.

De Rege destacó que las medidas que propone la ley “no son de fácil instrumentación, ni resultarán de inmediata aceptación por los sectores involucrados, pero vale la pena el esfuerzo porque el beneficio que se logrará con el tiempo, una vez repoblados los campos, es muy grande y abarcará a todos los habitantes de la provincia”. 

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *