16 de diciembre de 2009 07:55 AM
Imprimir

Union Europea  –   APUESTA POR EL AGRO

En este final de año la Comisión Europea está realizando esfuerzos por mejorar determinadas facetas de la imagen del agro.

Desde una perspectiva general, ha elaborado un videoclip sobre la importancia de la agricultura para el futuro alimentario mundial. En menos de un minuto muestra como la gente del campo es responsable de alimentar ahora y en el futuro a toda la población mundial. Este breve anuncio va a ser visionado en las salas de cine de toda la UE. No es mala idea. Está orientado a mostrar la funcionalidad del agro para paliar el hambre y subraya su contribución a la conservación del medioambiente. Quizás se echa de menos una tercera función desde la perspectiva europea, como es la de garantizar la sanidad y calidad de los alimentos. Por otro lado, se va a poner en el mercado el nuevo logotipo europeo de agricultura ecológica, que será obligatorio que aparezca en todos los productos obtenidos por este sistema. Será complementario a los identificativos actuales emitidos por los diferentes comités regionales de agricultura ecológica. El logotipo europeo se encuentra en fase de votación popular, que será quien decida la imagen final. Ambos eventos, el videoclip y el logo están expuestos en la página web de la Comisión, donde pueden ser visualizados. Sin embargo, mientras que la apuesta por mejorar la imagen del agro es novedosa y necesaria, añadir un nuevo logotipo a los productos que ya tienen otro, perfectamente identificable, parece un gasto innecesario de recursos, en un momento en que la escasez de los mismos lo hace superfluo. Es posible que para la exportación sea útil, pero ¿cuál es nuestro mercado extracomunitario de alimentos ecológicos? Defender el agro está de moda. Quién lo iba a pensar hace un par de años. A estos esfuerzos por mejorar su imagen se ha unido la nueva plataforma de los 22 Estados miembros que demandaron en la reciente cumbre de París una política agraria y alimentaria fuerte, con recursos suficientes. Hace décadas que no existía tanto consenso sobre la importancia de la única política agraria común, tanto por motivos económicos, como ambientales y sociales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *