16 de diciembre de 2009 04:22 AM
Imprimir

Brasil aplaza hasta febrero la represalia comercial a EE.UU. por subsidios al algodón

El Gobierno brasileño decidió hoy aplazar al próximo febrero la toma de represalias comerciales contra Estados Unidos por los subsidios al algodón declarados ilegales por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La decisión definitiva se tomará en la próxima reunión de la Cámara de Comercio Exterior (Camex), prevista para febrero, afirmó hoy la secretaria ejecutiva del ente, Lytha Spínola, en una rueda de prensa.

Spínola calculó que Brasil podrá aplicar represalias por 829 millones de dólares, teniendo en cuenta valores del año fiscal de 2008, aunque cuando se realice la reunión, se podrán considerar los datos de 2009.

La funcionaria consideró que "sería más favorable" para Brasil tener en cuenta el año fiscal de 2008, puesto que las cifras de comercio internacional entre ambos países descendieron considerablemente con la crisis.

Las represalias se aplicarán en forma de aumento de aranceles en una lista seleccionada de productos, en la que se buscará causar el máximo daño posible a Estados Unidos y reducir el impacto para los importadores locales.

El Gobierno publicó una relación de 222 productos, equivalente al 10% de las importaciones de Estados Unidos, que sometió a consultas de los empresarios locales durante un mes, para elegir cuáles de estos bienes se retirarán de la lista definitiva.

Se recibieron 410 pedidos de empresarios, el 95% correspondientes a ruegos para retirar productos de la lista para evitar perjuicios a los importadores, según Spínola.

Las principales quejas llegaron en los sectores de instrumentos de óptica, plásticos, alimentos, máquinas y equipamientos, fibras, tejidos y confecciones, gomas, jabones y detergentes.

El pasado 31 de agosto, la OMC autorizó a Brasil a aplicar sanciones a su socio comercial en respuesta al rechazo de Estados Unidos a eliminar sus subsidios al algodón, por un valor cercano a 295 millones de dólares.

Brasil demandaba una indemnización de 2.500 millones de dólares, mientras que Estados Unidos reclamaba que el daño a Brasil había sido mucho menor.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *