17 de diciembre de 2009 08:34 AM
Imprimir

Uruguay   –   Mala calidad del trigo complica negocios con Brasil

En el noreste la gran mayoría del grano es malo

La mayoría del trigo producido en el país, fundamentalmente en el noreste, es de mala calidad y el factor determinante fue el clima. Llovió más del doble en promedio que en el litoral y los trigos no tienen el nivel de calidad que exigen negocios ya cerrados, fundamentalmente con molinos brasileños. La situación preocupa.Carlos Fodere, presidente de Fadisol S.A., dijo que la situación es compleja. “Hoy en el noreste la cosecha está prácticamente terminada y en el litoral se superó el 50%, por lo que no habrá variaciones importantes en el escenario que hoy tenemos. En el noreste hicimos negocios directos con molinos de Río Grande pero el trigo no les sirve porque es de muy mala calidad. Siguen pretendiendo las calidades pactadas y se hace difícil porque estamos muy justos con las calidades”, indicó.Los productores uruguayos habían cerrado negocios con determinadas características que no se han logrado. “Ellos compran trigos mejoradores porque les sobran trigos regulares o malos como los nuestros. Compran para mejorar y es comprensible que si no cumplimos las calidades pactadas no les sirve. Vamos a cambiar el origen de la mercadería, vamos a enviar a puertos brasileros para que ellos lo cambien con industrias locales. Pero va a ser muy difícil lograr volúmenes negociados con esa calidad”, indicó.”No se puede enviar una mercadería que no es lo que se ha acordado, pero los compradores han tomado esta situación con comprensión y buena voluntad. Aquí lo más importante es sacar el trigo cuanto antes porque Uruguay tiene serios problemas logísticos”, sostuvo.Por otra parte, dijo que difícilmente Uruguay pueda absorber todo el volumen de trigo forrajero que tiene y se espera que salga del país lo antes posible porque se viene el arroz y la soja con una cosecha récord. El trigo sin aptitud panadera se ha manejado en 120 dólares la tonelada. “Sabemos que son precios bajos pero no me animo a arriesgar un precio porque hasta el momento no tenemos negocios concretos. Para Uruguay es algo fuera de lo común, si fuera ese el precio tampoco sería tan desastroso siempre y cuando se saque rápidamente”, afirmó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *