17 de diciembre de 2009 16:43 PM
Imprimir

Fuego arrasó con planta frigorífica de Moño Azul

Un incendio ocasionado aparentemente por un desperfecto eléctrico, hizo que durante la madrugada de ayer ardieran 18 de las 30 cámaras frigoríficas que la firma Moño Azul tiene en su planta de empaque ubicada en esta ciudad, lo que fue considerado como una terrible pérdida de cara a la temporada de cosecha a iniciarse en los próximos días.

El fuego fue advertido alrededor de las dos de la mañana de ayer sobre un sector de cámaras frigoríficas situadas sobre el ala oeste de los edificios que esta empresa posee a la altura del kilómetro 1128 de la ruta 22, y en pocos minutos se extendió hacia el resto de los sectores destinados al almacenaje de fruta en frío.

Más de ocho horas de trabajo demandó a la totalidad del personal del cuartel de Bomberos Voluntarios de Regina poder controlar totalmente la situación, dado la alta combustibilidad del revestimiento interno de las cámaras -placas de telgopor y poliuretano expandido-, sumado a que las llamas se extendieron a través de los techos y del cableado eléctrico.

Por fortuna, bomberos pudo evitar que las llamas se extendieran hacia la planta de empaque, situada en el ala este; ni tampoco afectaron el sistema de refrigeración con gas amoníaco.

Al momento del siniestro, casi la totalidad de las cámaras se encontraban vacías, y solo en algunas pocas había frutas estibada, dado que se habían iniciado los preparativos para el inicio de la temporada de cosecha en los próximos diez días con fruta de carozo.

En total, en el combate del siniestro trabajaron 26 bomberos voluntarios de Regina, con todas las unidades que posee este cuartel, a los que se sumaron personal de la firma y camiones cisterna aportados por el municipio reginense.

De acuerdo a las estimaciones, las cámaras frigoríficas de Moño Azul en esta ciudad, tienen una capacidad para 1.200.000 bultos, aunque hasta ayer aún no se había determinado cuál fue el volumen exacto de pérdida a raíz del siniestro.

Según se pudo saber, y si bien ayer se continuaba con las tareas de peritaje, el incendio se habría generado en un desperfecto eléctrico sobre las cámara situadas en el ala oeste del edificio de planta de empaque y cámaras frigoríficas, por lo que rápidamente se solicitó la intervención de Bomberos Voluntarios de esta ciudad.

Con la utilización de equipos autónomos, debido al denso y tóxico humo, el personal comenzó a combatir las llamas, y hasta en un momento se pensó que se había logrado controlarlas con la ayuda de una pared divisoria que sirve de cortafuego. Sin embargo minutos más tarde las llamas se propagaron, y en corto tiempo habían tomado los cerca de 100 metros de largo por 60 de ancho que ocupaban las 18 cámaras frigoríficas y túneles de preenfriado.

Por su lado Claudio Liguori, uno de los responsables del manejo de las empresas del Grupo Orsero, señaló que las pérdidas por el incendio que se registró durante la madrugada de ayer en las cámaras frigoríficas de Moño Azul, arrojaron pérdidas totales y graves complicaciones para el trabajo teniendo en cuenta la proximidad del inicio de la temporada frutícola.

Agregó que Por otra parte señaló "habrá que hacer una evaluación detallada de las pérdidas, es muy pronto para hablar en cuanto al volumen de las pérdidas, pero sí es seguro que son cuantiosas y que van a generar problemas para la actividad propia de la temporada".

Del mismo modo señaló que "afortunadamente la tarea de control que hicieron los bomberos impidió que el fuego se propagase hacia la planta de empaque, porque otra sería la historia".

Este es el primer incendio de estas características que se registra en esta empresa reginense; lo que generó preocupación en la población reginense, teniendo en cuenta que es uno de los motores económicos de la localidad.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *