17 de diciembre de 2009 17:10 PM
Imprimir

Advierten sobre una fuerte caída de las pariciones en el sur de Córdoba

El médico veterinario Javier Rotondo consideró que, a pesar de las lluvias, las vacas de la zona pedemontana no podrán recuperarse de las consecuencias de la sequía y los incendios.VVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV

Rotondo, quien es el vicepresidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, advirtió que los meses de verano son vitales para la recuperación del estado corporal de las vacas, pero que las situaciones de estrés por las que atravesaron impedirán que se mantengan los índices de preñez del año pasado, que ya estuvieron por debajo de los históricos.

Dijo Rotondo que el campo está “sacando la cabeza del agua, como quien dice”. Y lo fundamentó: “Venimos de una sequía atroz, se está recuperando la situación alrededor de Río Cuarto, salvo más al sur. Y si bien los productores estamos acostumbrados a recibir palos y cachetazos climáticos, en la zona de Achiras se había comenzado a recuperar pero en lo últimos días hubo algunas pedreas por Achiras, Rodeo Viejo y La Aguada”.

En cuanto a la posibilidad de resembrar los lotes afectados, estimó que en el caso del maíz, donde hay lotes que ya estaban en 5 a 6 hojas, más evolucionados, es más difícil. En las sojas sí, a pesar del siniestro se puede resembrar.

Pero en general consideró que la situación está mejorando y que de a poco se va recuperando el déficit de 200 mm que faltarían para tener un año normal. “Tampoco es bueno que llueva muy de golpe porque se rompen los caminos, el agua también hace daño”, dijo el doctor Rotondo en declaraciones a redagroactiva.com.

Mencionó que las pasturas se están recuperando bastante bien en las zonas más castigadas por la sequía, en la zona al pie de las Sierras de Comechingones, que además venían de los incendios. “Claro que quienes pudieron retener sus vacas en los campos siguen con déficit de pasturas y lo van a arrastrar en el verano. Pero si bien es una zona donde Enero no es muy llovedor, creo que con este ciclo de tormentas que se ha generado se podrá tirar en el verano. Hay que tener en cuenta que de enero a marzo es cuando la vaca puede recuperar su estado corporal, se preña y entra a un invierno que en la zona es crítico siempre. Creo que el déficit que acarrean hará que los índices de preñez de este año sean bastante bajos comparados con los del año pasado que ya no fueron buenos”.

“Creo que esa vaca que viene de una sequía terrible y de incendios no se va a recuperar en el verano, le va a ser muy difícil hacerlo, habrá bajas en la preñez y la situación realmente es bastante alarmante”, enfatizó.

Presentó también un difícil panorama para aquellos establecimientos ganaderos que todavía hacen reservas de alfalfa o de sorgo para la hacienda, donde no les será fácil tampoco alimentar a la hacienda y hacer reservas en este verano.

Con respecto a las quejas de algunos productores acerca de los daños provocados por las lluvias en caminos y alcantarillas, comentó que en general, por la zona donde habitualmente transita, los caminos están todavía transitables, pero reconoció que otros caminos, como el de La Lagunilla o de La Carolina – El Potosí, “que realmente se hace difícil mantenerlos por parte de los consorcios, hay que certificar los trabajos para cobrarlos y con la maquinaria obsoleta que tienen se les hace difícil. Pero no dudo de que la gente que trabaja en los consorcios está haciendo lo que puede. Y ante lluvias de 40 a 50 mm de golpe se hace difícil mantenerlos en condiciones: hay que tener paciencia, los arreglos se harán apenas se pueda”.

Se refirió también Rotondo a la gran cantidad de material que arrastran las aguas. “Nosotros tenemos un campo que el arroyo Las Lajas nos corta en dos y es impresionante ver la cantidad de ceniza y de basura que trae el agua y eso a veces tapa las alcantarillas y se producen grandes cárcavas que deberán arreglarse antes de que la situación empeore”, afirmó, para concluir afirmando que los fenómenos climáticos extremos nunca son buenos. “Más en la región de Río Cuarto donde del centro hacia el oeste del departamento hay una gran pendiente y el agua hace mucho daño al correr”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *