18 de diciembre de 2009 19:56 PM
Imprimir

La Comisión Europea no tendrá en cuenta indicadores objetivos de bienestar para elaborar la nueva legislación sobre transporte animal

Como respuesta a una cuestión de Esther Herranz, diputada del Partido Popular Europeo (PPE), la comisaria europea de Sanidad ha dicho que la Comisión no va a tener en consideración indicadores objetivos de bienestar animal en el transporte en la redacción de la nueva ley que lo regulará.

La Comisión Europea (CE) ha señalado que no puede considerarse la existencia de indicadores de bienestar de los animales en la legislación europea como "requisito imprescindible" para modificar el Reglamento comunitario sobre bienestar de los animales durante el transporte.
Así lo ha asegurado la comisaria europea de Sanidad, Androulla Vassiliou, en una intervención escrita con la que responde a una cuestión de la diputada del Partido Popular Europeo (PPE) Esther Herranz, en la que le pregunta si no sería necesario disponer de indicadores objetivos de bienestar antes de presentar una nueva propuesta para modificar la normativa sobre transporte de animales.
Vassiliou ha indicado que la inclusión de esos "indicadores de bienestar" es un objetivo "a largo plazo" de la CE y ha recordado que, por ejemplo, ya se han integrado en la legislación recientemente adoptada sobre protección de los animales en el momento de la matanza.
Sin embargo, ha asegurado que, en este caso, no pueden considerarse "imprescindibles", especialmente porque en la elaboración de la nueva legislación de transporte se van a tener en cuenta "datos científicos consolidados" sobre este proceso, así como cuestiones "socio-económicas".
La comisaria ha precisado que la legislación actual sobre protección de los animales durante el transporte y las operaciones conexas establece que la CE tendrá que presentar al Parlamento Europeo y al Consejo, antes de enero de 2011, un informe sobre las repercusiones de dicha normativa.
Además, ha detallado que ese documento tendrá que tener en cuenta tanto las pruebas científicas sobre las posibles necesidades en materia de bienestar animal que plantee la legislación actual como las consecuencias socio-económicas que suponga.
Por otra parte, ha explicado que, cuando proceda, podrá ir acompañado de las propuestas legislativas "pertinentes" sobre los viajes largos, en particular, en lo que se refiere a la duración de trayectos, los períodos de descanso y el espacio disponible.
Respecto a los datos científicos que ya han sido solicitados por la CE, ha asegurado que indican "claramente" que desde 2002 para mejorar el bienestar de los animales durante el transporte, deben modificarse la duración de los trayectos, los períodos de descanso y el espacio disponible, aunque ha reconocido que la CE estudia actualmente si esas conclusiones científicas deberían actualizarse.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *