19 de diciembre de 2009 07:24 AM
Imprimir

Mercado de vacunos  :  La historia vuelve a repetirse

Exportaciones restringidas y precios sugeridos

Cuando, en marzo de 2006, el Indice Novillo Liniers llegó a $ 2,948, registro sin dudas destacado para ese tiempo, el Gobierno suspendió las exportaciones con el propósito de asegurar un precio minorista de los denominados cortes populares proporcionado a los presupuestos más modestos. Transcurridos más de tres años, la historia vuelve a repetirse, pues, ante el sostenimiento de un proceso de recuperación iniciado en 2009 y acentuado desde octubre como consecuencia de la importante liquidación del rodeo nacional debido a la extendida y severa sequía que barrió campos naturales y praderas -y al desaliento del productor por la falta de una línea política sólida para el campo-, desde los despachos oficiales se anuncian nuevas medidas de restricción de los embarques, cuando numerosos mercados del exterior reclaman la calidad de nuestras carnes y pagan valores calificados convenientes, como el de 12.500 dólares que podrían obtenerse por nuestra cuota Hilton, de la cual, a la fecha, sólo se autorizó el 20%, esto es, apenas 5600 toneladas. Escasez de gordo Entretanto, ante la indisimulable escasez de gordo disponible para faena, los frigoríficos consumeros y los abastecedores disputan con firmeza en Liniers prácticamente todas las categorías y clasificaciones, como sucedió esta semana y la precedente. Pero desde el jueves 10 un listado de máximos sugeridos o de referencia supuestamente elaborado en la Secretaría de Comercio Interior distorsionó la tónica positiva que venía imponiéndose. Los topes en cuestión serían (o son, en realidad) de $ 4,50 para terneros; $ 4,30 para novillitos; $ 4,20 para vaquillonas; $ 4,10 para novillos; $ 3,50 para vacas, y $ 3,45 para toros. En el segmento clausurado ayer, con una oferta de 34.206 cabezas frente a la muy acotada anterior de 26.221, se ratificó la tónica de firmeza precedente, y los responsables de las faenas destinadas al consumo interno se vieron en figurillas para asegurarlas, según frase textual expresada a LA NACION en el diálogo de pasarelas. Menor reposición Cabe recordar que la prolongada suspensión que tuvieron los subsidios por costo de alimentación para quienes hacen engorde intensivo determinó que el sector vendiera tres jaulas, que obviamente por razones técnicas no pueden demorarse en corrales, y repusiera, con suerte, sólo una. Con la invernada a 4,90/5 pesos como mínimo para cualquier ternero de buen origen y sin el aporte oficial, resulta imposible mantener tales explotaciones si se respetan los márgenes cuasi oficiales. Como cabal demostración de la dificultad que existe para asegurar siquiera las faenas mínimas para exhibir en góndolas y otros puntos minoristas, vale apuntar que el sector de supermercados, que suele operar fuera de Liniers, adquirió el 6% del total vendido, con la empresa Coto a la cabeza, con un total de 1355 animales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *