19 de diciembre de 2009 02:52 AM
Imprimir

El campo analiza volver al paro contra intervención de Moreno

Algunos sectores ruralistas analizan lanzar un nuevo paro agropecuario para los primeros días de enero, en respuesta a la intervención del Gobierno en el mercado de Hacienda y al cierre de las exportaciones de trigo.

Diferentes sectores de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) y de la Federación Agraria Argentina (FAA) de Entre Ríos le pedirán a las conducciones nacionales implementar medidas de ese tipo, según informó La Nación. En caso de que finalmente se fije un nuevo cese de comercialización, sería la cuarta que se realiza después del enfrentamiento que la Casa Rosada mantuvo con la Casa Rosada.Por otro lado, Carbap le pidió a Julián Domínguez, ministro de Agricultura, que impida que "inconducentes medidas provoquen una mayor destrucción de la actividad ganadera", y reclamó mecanismos que permitan recuperar el stock y la actividad del sector.En ese sentido, los ruralistas pidieron que se libere el comercio de granos y carnes y que se eliminen los sistemas informales de distorsión de los mercados.En los últimos días, Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior, presionó sobre el mercado de hacienda para frenar la suba de precios que se estaba registrando en el ganado en pie. El funcionario impuso una lista de precios máximos y limitó las exportaciones de carne, sin que Domínguez interviniera en defensa del sector, lo que generó malestar entre los ruralistas.Entre tanto, los productores rurales de Entre Ríos reclamaron que se cumpla el acuerdo firmado en el último mes, a través del cual iban a obtener un cupo especial de 300.000 toneladas de trigo para exportar. En esa zona la cosecha de ese cereal fue muy buena.En ese sentido, Alfredo de Angeli, titular de la FAA de Entre Ríos, adelantó al matutino que elevará un pedido a la conducción nacional de Federación Agraria y a la Mesa de Enlace para que se lance un paro agropecuario para los primeros días de enero.El ruralista explicó que como consecuencia del cierre de las exportaciones de trigo no tienen a quién venderle su cosecha, justo en un período en el que vencen obligaciones "que hay que pagar".Por su parte, Rubén Ferrero, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), aseguró que "la gente está muy molesta por la falta de comercialización de trigo que enfrentan los pocos productores que lograron levantar algo".El dirigente agropecuario criticó a Domínguez por la defensa de los feedlots que hizo el funcionario: "Demuestra que no conoce nada del  interior del país  ni de la ganadería, cuyo futuro está en el campo no en los feedlots", aseguró.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *