21 de diciembre de 2009 14:35 PM
Imprimir

Exportaciones de carne a Argentina levantan críticas a Cristina Kirchner

Las exportaciones de carne uruguaya al vecino país están provocando severos cuestionamientos por parte de las gremiales agropecuarias argentinas. La venta es marginal, pero igual protestan contra el gobierno de Cristina Kirchner.

Los churrascos argentinos están en problemas. Aunque es poca la venta uruguaya a ese país, el orgullo argentino se ve afectado.
Primero fue Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria Argentina. Ayer fue el turno de Alfredo de Angelis, integrante de esa gremial. Los dos sostienen que a raíz de las políticas que surgen de la Casa Rosada hay carne uruguaya en el mercado argentino. "Vamos al Bicentenario con carne de Uruguay", dijo Buzzi. De Angelis aseguró que "desde el Uruguay ya está entrando carne" y puntualizó que "no hay duda" de que habrá que importar algunos cortes. Y pidió decretar un paro agropecuario desde el 3 de enero.

LA REALIDAD

En el marco del conflicto que mantienen las gremiales del campo con el gobierno que encabeza Cristina Fernández, las críticas son sostenidas. Por ejemplo, Buzzi manifestó que el precio de la carne argentina es excesivo y denunció que "ya no quedan novillos en el país". "El conflicto del campo con el gobierno sigue igual", expresó Buzzi en declaraciones a Radio2.

"Nos estamos quedando sin una de las cosas argentinas. La carne, el tango, Maradona y unas cosas más es lo único que tenemos y vamos camino a festejarlo en muchas zonas del país con carne uruguaya", añadió.

En tanto, aquí en Montevideo, Pablo Caputti, encargado de información en el Instituto Nacional de Carnes (Inac) dijo a Ultimas Noticias que las exportaciones a Argentina son "marginales" en el total de ventas del exterior.

En efecto, en 2008 se exportaron a Argentina 2.622 toneladas de carne bovina y este año, al cierre del 12 de diciembre, se llevan exportadas 766 toneladas, una cifra menor a la de 2008.

Estos valores son insignificantes frente a los registrados a la Federación Rusa (97.873 toneladas), Unión Europea (88.234 toneladas), Nafta (50.807 toneladas), Estados Unidos (37.636 toneladas) y Canadá (11.975 toneladas), entre otros.

PARO AGROPECUARIO

El presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo de Angeli, sostuvo ayer que 2010 debería "arrancar con un paro agropecuario", porque remarcó que "está todo parado" por "un problema político", del cual responsabilizó al gobierno nacional.

"Yo le voy a plantear al presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, arrancar el año con un paro agropecuario. Van a entrar en cesación de pagos los productores agropecuarios porque está parado todo, no hay a quién venderle trigo, no hay quién exporte trigo porque el gobierno no libera los ROE (Registro de Operaciones de Exportación)", se quejó el dirigente agrario.

Indicó a radio La Red que "por el tema de la carne y el trigo, habría que ir a un paro", porque advirtió que "si no, no hay solución".

"Arrancaríamos el 3 de enero", afirmó el titular de la Federación Agraria entrerriana, quien subrayó que "la política de los Kirchner y del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, fue errónea y la denunciamos el año pasado". La Federación Agraria Argentina analizará en los próximos días esta propuesta.

“La decadencia argentina favorece a Uruguay”

En un informe del New York Times, difundido el jueves pasado, se dice que "durante más de un siglo, Argentina ha distinguido su carne vacuna como la más saludable y natural del mundo (…). Pero esa imagen podría convertirse en un recuerdo de épocas pasadas. Las decisiones políticas de Argentina están cambiando el gusto del afamado bife argentino y amenazan con arruinar la renombrada industria de la carne vacuna del país".

El periodista dice que "los cambios han ahuyentado a muchos inversores, reducido la cantidad de cabezas de ganado y le han ofrecido al vecino más pequeño de Argentina, Uruguay, la oportunidad de capitalizar los problemas argentinos promocionándose como la última gran granja de ganado más saludable, alimentado con pastos".

Explica que el gobierno argentino está incentivando el engorde rápido por los problemas de años pasados. Los alimenta "con cereales como el maíz y la avena en comederos cada vez más atestados, ofreciéndole así a Uruguay la oportunidad de reclamar para sí el lugar de productor de carne con vacas naturalmente alimentadas".

Un británico en las costas uruguayas

Terry Johnson, propietario de BPU Meat, está invirtiendo 150 millones de dólares en Uruguay, incluyendo una planta programada para enero que será capaz de procesar 1.500 cabezas de ganado en un turno de ocho horas. Johnson, un británico, vendió en 2006 sus plantas procesadoras en Argentina y Brasil para concentrarse en Uruguay.

"Por la razón que fuere, el gobierno de Argentina ha intentado sojuzgar a la agroindustria", dijo Johnson al diario New York Times. "La cantidad de ganado se está reduciendo, la tierra se ha abaratado. Cualquiera que esté relacionado con el ganado quiere marcharse. Uruguay ofrece la oportunidad de hacer las cosas bien".

Acciones charrúas

El diario estadounidense cita a Silvana Bonsignore, directora de marketing de Inac. Bonsignore dijo que se ha avanzado en la venta de carne al exterior y citó un estudio de cuatro ciudades realizado en 2004. Las ciudades eran Atlanta, Boston, Denver y Washington. Se demostraba que muchos estadounidenses no sabían casi nada de Uruguay como país, por no hablar de su reputación como productor de carne vacuna.

"Es muy difícil vender carne uruguaya si nadie está familiarizado siquiera con Uruguay", dijo Bonsignore.

Bonsignore ha organizado eventos de degustación de carne en España y Portugal, con chefs uruguayos. En abril de 2008, el Instituto de la carne organizó "el asado más grande del mundo", cerca de 150 metros de parrillas y 13.000 kilos de carne, que le reportó a Uruguay un Récord Mundial Guinness.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *