21 de diciembre de 2009 14:30 PM
Imprimir

Uruguay  –    Arroceros impulsan sello para ganar mercados

Varios actores de la cadena arrocera cooperarán en desarrollar un sello de calidad destinado a ganar nuevos mercados para el arroz nacional. Un 20% de los clientes de Uruguay ya exigen normas de calidad que demandan la exclusión de determinados agroquímicos habitados en plaza.

En procura de obtener nuevos mercados con mejores precios de colocación, el complejo arrocero uruguayo comenzó a trabajar en el desarrollo de un sello de calidad para el arroz nacional.

Esta semana los cultivadores de arroz presentaron las metas de un consorcio integrado por Inia, Latu, Facultad de Ganadería, productores y molinos, conformado para desarrollar una normativa de calidad de aceptación internacional, que permita obtener una calificación de calidad de validez internacional para el grano producido en Uruguay.

El nuevo presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz, Ernesto Stirling, dijo a Ultimas Noticias que en la actualidad una quinta parte de los clientes arroceros del país ya exigen a Uruguay estándares de calidad altos para poder importar el grano nacional. "El 20% de los compradores de arroz uruguayo ya exigen que el cultivo sea libre de ciertos agroquímicos, para los cuales hasta el momento no hay prohibiciones de uso", dijo Stirling. El gremialista señaló que es necesario universalizar un criterio de calidad en la producción arrocera, y certificar que éste se cumpla.

"La certificación es vital para todo este proceso, porque no basta con aseverar qué procedimiento deberá aplicarse para obtener esos estándares, sino que será necesario testear y certificar que en efecto éstos se cumplan", agregó.

Explicó que si bien estos criterios de calidad de momento son una necesidad para ciertos mercados a los que el país vende, es muy probable que los criterios de exclusión para ciertos agroquímicos se extiendan a otros mercados.

El problema para los arroceros es binario, ya que la certificación de calidad de la producción no sólo permite acceder a mercados de demanda sofisticada, sin evitar las potenciales trabas paraarancelarias que se puedan presentar.

El gremio arrocero advierte que las mayores trabas comerciales de acceso a los mercados no sólo son arancelarias, sino de carácter técnico, sanitario y fitosanitario, y este esfuerzo va a en línea con el objetivo de superar este eventual obstáculo al ingreso a nuevos mercados.

Esta semana el vicepresidente de ACA, Ernesto Stirling, sustituyó al renunciante presidente Tabaré Aguerre en la conducción de la gremial de cultivadores, tras ser nominado como ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca del próximo gobierno.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *