21 de diciembre de 2009 15:15 PM
Imprimir

Piden información sobre permisos de pesca para un ex gerente de Arbumasa y Conarpesa

El diputado radical, Carlos Díaz, lamentó que el oficialismo no haya acompañado su pedido para que el secretario de Pesca, Hugo Stecconi, concurra con los representantes de los sindicatos de Capitanes y Patrones de Barco y del STIA a la comisión de Recursos Naturales para que explique las políticas de pesca que está llevando adelante y cómo hará para entregar los cuatro permisos de pesca para un ex gerente de Arbumasa y uno para Conarpesa.

El legislador responsabilizó a Stecconi por ser poco serio ante un borrador que se elaboró en Comodoro Rivadavia luego de producirse una reunión con el gremio de la STIA y el ex gerente de Arbumasa que propuso abrir una nueva empresa para que le transfieran los permisos de Arbumasa, “esto nos genera dudas sobre un manejo discrecional porque la información que tenemos es que la Secretaria de Pesca ingresará un proyecto en base a ese borrador para reasignar los cuatro permisos de la ex empresa Arbumasa y nadie sabe si tiene o no el predio propio, que es uno de las requisitos que pide la ley a la hora de otorgar el permiso, que en definitiva lo hace a cambio de mano de obra en tierra”.
Dijo que en realidad lo que se van a encontrar es que cuando ingrese el proyecto de la Secretaría de Pesca, “uno de los socios de Arbumasa será quien se los quede con el nombre de otra empresa”.
Díaz recordó las palabras de Hugo Stecconi cuando dijo que al venderse los permisos de pesca, el cupo se va con ellos, “pero a la hora de dar los permisos ellos deben ser muy cautos, deben hacer un estudio previo sobre a quién se le dará el permiso porque si Arbumasa vendió todo y uno de sus socios está pidiendo los cuatro permisos y Conarpesa también esta solicitando más permisos de pesca, lo mínimo que debe hacer Stecconi es verificar por lo menos si tienen un predio donde trabajar pero está preocupado porque no puede hacer absolutamente nada desde su Secretaría”.
Díaz lamentó que para entregar esos permisos se haya armado un bosquejo en Comodoro Rivadavia siendo todo muy poco previsible con algo tan importante como la pesca, “la inseguridad también tiene que ver con la mano de obra, con la cantidad de puestos de trabajo pero en estas cuestiones no se ha sido previsible. Se ha sido muy enérgico a la hora de dar permisos de pesca pero se les ha permitido mucho a aquellas empresas que incumplen con la ley “.

Sin avances

El diputado se quejó porque no se pudo avanzar en las modificaciones de la ley de pesca y explicó que desde que se aprobó el 20 de julio del 2007 está sin reglamentar, “una ley que nuestro partido en aquel momento no acompañó indicando que iba a traer graves problemas de control y se está viendo ahora y cada vez con más frecuencia”.
Dijo que es una ley sin reglamentar porque en realidad puede tener alteraciones de acuerdo a quién sea el Secretario de Pesca o quién interprete la ley de una u otra manera y entiende que sobre esa ley hubo muchas resoluciones y que ninguna ha sido para mejor, “es más, se ha empeorado y mucho el tema de pesca porque los fracasos se siguen implementando. La flexibilidad de seis años de una política pesquera no ha existido, y la buena época ya pasó, ahora tenemos las consecuencias de lo que no se hizo en aquel momento”.
Manifestó que se han creado leyes, incluso el diputado Javier Touriñan presentó una que tiene ver con el Consejo Asesor de Recursos del Mar que sirve para enseñar, para investigar, para aconsejar y crear cuadros técnicos para que los Consejos Municipales trabajen en cada una de sus ciudades y concluya en aquel Secretario de Pesca que quiera tener en cuenta las opiniones de los distintos Consejos Municipales Pesqueros, cosa que no ha sucedido.

Cuotificación

Luego de detallar que se han perdido más de dos mil puestos de trabajo y que la relación entre los Consejos Municipales Pesqueros no existe, “sistemáticamente cedimos el cupo de merluza ante Nación y hoy con la cuotificación creemos que será una salvación cuando en otros lugares de Europa se está dejando de usar. Esto fue aplaudido hace poco tiempo y en realidad habrá que ver si el resultado es bueno a lo largo del tiempo”, sostuvo.
Pidió que la Secretaria de Pesca como brazo ejecutor de las políticas brinde seguridad jurídica para las empresas que quieran invertir en Chubut, que tengan la previsibilidad y la tranquilidad de que a lo largo del tiempo sea este recurso sustentable un generador genuino de mano de obra.
Agregó que las empresas carecen en su mayoría de responsabilidad social, del cuidado del recurso, no tiene responsabilidad ambiental y es el Ejecutivo justamente el que debe darse esa responsabilidad, esa garantía, “sin embargo nos encontramos con que se falsean los informes sobre el pescado que sale de la provincia para que se procese a un menor costo y cuando se descubre se le cobra un monto de cinco mil pesos, un numero irrisorio con la cantidad de plata que se va, teniendo la gente en las plantas y pudiendo estar con trabajo en las distintas empresas que están montadas a lo largo de la costa de la provincia”.

No hay controles

Díaz explicó que nunca se implementaron los controles con respecto de los 24 inspectores que iba a poner la Secretaria de Pesca ya que no hay un inspector trabajando, “el sindicato de capitanes y patrones de pesca piden que se coloquen balanzas en los puertos porque, en definitiva, ellos protegen a sus afiliados. Dicen que la mercadería que baja del barco y antes de entrar a la planta siempre desaparecen 5 o 6 kilos por cajón, lo que significa un numero importante de perdida para ellos por lo cual están pidiendo un mayor control, inclusive sindicatos que están trabajando en forma paralela con la Secretaría de Pesca cosa que tampoco se hizo”.
Sostuvo que no se están haciendo estudios previos sobre cómo está el recurso pero a la hora de distribuirlos lo hacen en forma descontrolada poniendo en peligro el recurso que a la larga terminará agotándose o con cámaras llenas de pescado y la gente sin trabajo, “el caso puntual es de Puerto Madryn donde cerró Neptuno, Poseidón y están concursadas Harengus, San Isidro y Alpesca que tiene a su vez a la venta de tres buques.
Hugo Stecconi dijo que la fuga de los permisos pesqueros se debe a la falta de legislación porque una vez que se vendió un permiso de pesca a Juan o Pedro y éste a su vez lo vende con sus capturas permitidas a empresarios de afuera, la Secretaria de Pesca no puede intervenir porque es un traspaso de privado a privado”.
Indicó que desde el bloque se ha planteado que cuando se redistribuyen los permisos, en realidad se están redistribuyendo un permiso con un cupo e insistió en querer conocer cómo se ha distribuido los permisos de pesca y a nombre de quién están porque se han cerrado varias empresas y no se han redistribuido esos permisos y nadie sabe si son 30 o 40, “esto me preocupa porque el Secretario de Pesca ha manifestado que no sabe que hacer cuando se van los permisos de pesca con sus respectivos cupos fuera de la provincia”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *