22 de diciembre de 2009 19:55 PM
Imprimir

Los veterinarios holandeses desaprueban el sacrificio como método de control de la fiebre Q

Ante la intención de las autoridades de los Países Bajos de ordenar el sacrificio de 34.000 cabras preñadas y 1.200 machos cabríos para controlar la expansión de la fiebre Q en el país, los veterinarios afirman que sólo es necesario eliminar a los animales positivos.

En Holanda van a ser sacrificadas 34.000 cabras preñadas y 1.200 machos cabríos con la intención de frenar la expansión de la fiebre Q y los contagios a personas.
Los veterinarios holandeses se muestran en desacuerdo con esta decisión del Gobierno. El cuerpo profesional de veterinarios de los Países Bajos ( KNMvD) ha indicado que solamente es necesario sacrificar a las hembras preñadas que sean positivas a la enfermedad. De acuerdo con nuevas informaciones, la táctica de vacunación combinada con los tratamientos individuales tiene un resultado demasiado incierto y, en consecuencia, la administración holandesa ha decidido llevar a cabo sacrificios masivos.
Aunque los veterinarios no comulgan con la decisión del Gobierno, sí que van a colaborar en que el proceso de eliminación de todos estos animales se lleve a cabo de forma adecuada.
La fiebre Q se ha detectado ya en 55 granjas holandesas y seis granjeros han fallecido tras contagiarse durante este año. Un total de 10 personas han muerto desde que comenzó el brote de la enfermedad en 2007

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *