23 de diciembre de 2009 06:49 AM
Imprimir

Sigue el banco de vacunas contra la aftosa

El Senasa aprobó el mantenimiento del Banco de antígenos y vacunas contra la fiebre aftosa, que permite diseñar técnicas de caracterización y selección de cepas y la elaboración de kits de diagnósticos tanto de detección de aftosa como de otras enfermedades diferenciales y/o emergentes

El  Senasa aprobó las medidas técnico-administrativas adoptadas para el mantenimiento del Banco de antígenos y vacunas contra la fiebre aftosa de la Argentina, por medio de la resolución 921/2009, firmada por su presidente, Jorge Amaya.

El control y supervisión del Banco se encuentra bajo la órbita de la dirección de Laboratorios y Control Técnico del organismo.

El Plan Nacional de Contención de Fiebre Aftosa, creado por la resolución 3/2007 del Servicio aprueba, en su apartado Control y Prevención, la creación o mantenimiento de los bancos nacionales de antígenos o cepas adaptadas a la producción de vacunas para el almacenamiento de reservas, con vistas a vacunaciones estratégicas y de emergencia.

Asimismo, se  convalidan las medidas y establecer el marco legal respectivo para el mantenimiento y custodia actual de los productos, que son propiedad del Senasa.

Poseer este Banco, permite la realización de técnicas de caracterización y selección de cepas vacunales, así como de la elaboración de kits de diagnósticos tanto de detección de aftosa como de otras enfermedades diferenciales y/o emergentes.

El rol que tuvo el Banco de Antígenos y Vacunas de la República Argentina en el control de la fiebre aftosa luego de la reintroducción de la enfermedad en el año 2000, fue destacado y reconocido internacionalmente.

Las exigencias del mercado nacional e internacional, hacen necesario acrecentar los controles de estos productos, implementando acciones y permitiendo ejecutar estudios científico-técnicos y contar con los recursos para acceder a los avances, con el objetivo de que sea eficaz la operatividad del organismo.

En tal sentido el Senasa le otorgó la conservación y el mantenimiento del Banco a la firma Biogénesis Bagó SA por el plazo de tres años, renovable por otros tres, debido a que el mismo cuenta con la capacidad operativa, de instalaciones, requisitos de bioseguridad así como también de las certificaciones nacionales e internacionales en la materia, para continuar manteniendo los antígenos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *