23 de diciembre de 2009 15:35 PM
Imprimir

Claves 2009: El campo ¿unido o dominado?

Este añó que pasó se caracterizó por una Mesa de Enlace polarizada y debilitada que no consiguió mantener la atención de la sociedad alcanzada en 2008. El desafío de cara al 2010

 La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias decidió finalizar el 2009 sin  tomar medidas de fuerza. En conferencia de prensa anunció que se reunirá el 5  de enero próximo para analizar la situación del trigo, y los problemas de  comercialización del cultivo. Sin embargo, pese a que anunciaron que no  descartan realizar nuevas medidas de fuerza, no se ejecutarán en lo que resta  del año. La simbólica decisión de la Mesa de Enlace no es alejada de las medidas y la  política seguida por la agrupación durante el 2009. En realidad se enmarca en  un año caracterizado por una Mesa de Enlace polarizada y debilitada que no  consiguió mantener la atención de la sociedad alcanzada en 2008.   Sin ir más lejos, el último acto convocado en el Rosedal de Palermo el 10 de diciembre pasado tuvo mucha menos concurrencia que el primer acto convocado por el campo el 15 de julio de 2008. En aquella oportunidad, el campo medía fuerza con el kirchnerismo y convocó en palermo cerca de 300 mil personas. Esta vez, desde el escenario, el periodista Oscar Gómez Castañón, que ofició de conductor, vaticinó la presencia de 50.000 asistentes. Pero por lo bajo, las entidades calculaban –como un número medianamente positivo– la asistencia de 10.000 personas.  ¿Qué ocurrió en le medio? Es que durante el 2009 los ruralistas sufrieron sucesivos traspies y terminaron bastante diluidos de lo que el movimiento supo ser. En rigor, tuvo su pico del gloria este 28 de junio con 14  agrodiputados, sin embargo esta dispersa en cuanto a fuerza política. Las diferencias públicas que se pudieron evitar en la primera etapa y fueron   bien vistas por la sociedad en general, en contraposición con las peleas entre los  políticos, no pudieron evitarse este año provocando cierto desinterés en la  sociedad. En síntesis, no pudieron capitalizar esa barrera infranqueable que  parecía diferenciarlos de la clase política. La política de desgaste puesta en  marcha por el kirchnerismo, a primera vista, los desunió. Los contrapuntos entre el líder de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo  de Angeli y el titular de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, sumado a las  diferencia públicas entre este último y el número uno de Confederaciones  Rurales, Mario Llambías lograron quebrar esa unión que supieron capitalizar en  otro momento. Así, el oficialismo logró meter la cola en la asociación que nació el  12 de marzo de 2008 mediante una primera reunión de emergencia de las  entidades que la constituyeronn con motivo de enfrentarse al establecimiento  de las retenciones móviles a los cultivos de soja, trigo y girasol. Durante 2008 la Mesa de enlace convocó todos los paros agropecuarios de  2008, así como ordenó el control de cargas y los cortes en las rutas nacionales,  organizó las movilizaciones y fue el principal actor negociador durante el  tratamiento para la ratificación de las retenciones móviles en el congreso  nacional para conseguir el rechazo del proyecto de ley enviado por el ejecutivo  nacional. Pero el 2009 lo encontró polarizados. El gran desafío para 2010 es alcanzar sus  reclamos pero también recuperar el interés de la sociedad y la fuerza política  que prometía un año atrás. El balance de este año, en palabras de los titulares de la FAA, SRA, CRA y  Coninagro fue "Si deberíamos poner un calificativo a este año, lo llamaríamos el  año del compromiso y la participación. Si 2008 fue el año del conflicto en la calle,  en 2009 el protagonismo transcurrió dentro de las instituciones democráticos". "Se logró que las fuerzas políticas afines a las propuestas del campo obtuvieran  casi el 70% de los votos y que surgieran 14 legisladores con participación activa  en las entidades agropecuarias", destacaron en ese sentido.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *