24 de diciembre de 2009 14:50 PM
Imprimir

Presidente de Fedegán se defiende y dice que la crisis ganadera es culpa de todos

José Félix Lafaurie le salió al paso a las críticas de los ganaderos y dijo que todos tienen la culpa del mal momento que vive el sector y que los intermediarios siguen sacando la mejor tajada.

Reconociendo uno de los argumentos de los ganaderos del Meta en el que plantean que los productores nacionales perdieron el rumbo al venderle carne a los mejores precios a Venezuela, lo que hizo subir el precio a nivel local, el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, José Félix Lafaurie Rivera, dijo que muchos creyeron que si la fiesta estaba buena no debía acabarse y que eso generó una borrachera de la cual hoy se está sufriendo el duro guayabo.El dirigente gremial dijo que no es cierto que se esté pensando en acabar con los mataderos municipales por estar pensando en exportar y que esa no es una queja de ganaderos sino de intermediarios que actúan en la comercialización de la carne. "Dígame ¿Cuántos ganaderos terminaron exportando para Venezuela?, ninguno. Los mismos intermediarios que manipularon el mercado del mercado gordo en Villavicencio son los que están diciendo que los frigoríficos o plantas de sacrificio están construidas para la exportación", señaló Lafaurie.Sobre la función de las plantas Lafaurie Rivera dijo que la vocación de plantas como la de Villavicencio es la de manejar un mercado interno. "Los mismos que tienen en crisis al Fondo Ganadero del Meta son los que ahora están haciendo bulla de manera para tratar de tapar sus intereses, en contravía de los verdaderos intereses de los ganaderos", sostuvo.Agregó que los frigoríficos en el país son una empresa que generan orgullo en los ganaderos y que van a permitir salvar la industria cárnica colombiana porque está bajo el control de los ganaderos y no de terceros.Ante la queja de los productores del Meta de tener 22 mil novillos represados señaló que en Bogotá solo el 6% compra la carne en almacenes de cadena porque el negocio es manejado por los intermediarios y que esos mismos son los que no han permitido bajar el precio de la carne."Si esa carne baja en Bogotá, en la misma proporción como le bajó el precio del ganado gordo en los Llanos, tenga por seguro que los 22.000 animales que están represados no aguantan una semana para que Bogotá se los devore", indicó Lafaurie Rivera. En cuanto a saber si la prioridad de Fedegán es fortalecer la exportación o el mercado interno, dijo que el objetivo es el mercado local y que lo peor de la experiencia con Venezuela fue haber desestimulado el consumo porque Colombia consumía 30 kilos por habitante al año y hoy está consumiendo 17 y toca subirlo por lo menos a 20 kilos. Finalmente señaló que en conclusión la obligación como productores y representantes del sector ganadero colombiano es atender el mercado colombiano con muy buenos precios para incrementar el consumo y fortalecer la actividada ganadera.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *