25 de diciembre de 2009 22:34 PM
Imprimir

Paraguay  –   Presentan proyecto de impuesto del 12 por ciento a exportación de soja

Un proyecto de ley que grava la exportación de materia prima oleaginosa, entre ellos la soja (en un 12%), fue presentado por el senador de Tekojoja Sixto Pereira y se estudiaría el año próximo. El objetivo es generar ingresos para fomentar la industrialización de productos agrícolas y desarrollo campesino.

El proyecto de ley para gravar la exportación de soja, en un 12%, de trigo, en un 5% y de girasol, en un 2,5%, fue presentado por el senador Pereira poco antes de la finalización del periodo ordinario de sesiones de este año, pero recién se hizo público ayer.

De acuerdo al proyecto, serán considerados contribuyentes las personas físicas, las sociedades con o sin personería jurídica, las asociaciones, corporaciones y demás entidades privadas de cualquier naturaleza, las empresas públicas, entes autárquicos, entidades descentralizadas y sociedades de economía mixta y las personas o entidades domiciliadas o constituidas en el exterior y sus sucursales, agencias o establecimientos en el país.

Será responsable del cumplimiento de la ley la Subsecretaría de Estado de Tributación. Las ventas al exterior de los productos serán registradas, mediante declaración jurada ante la Dirección Nacional de Aduanas en la forma que determine el Ejecutivo, quien deberá asimismo reglamentar los plazos de vigencia de la declaración jurada.

En otro artículo establece que el impuesto se liquidará en la Dirección Nacional de Aduanas, siendo esta responsable de la retención del impuesto. Aduanas remitirá el tributo correspondiente al Ministerio de Hacienda a favor del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), que lo utilizará como fuente de recursos propios para el cumplimiento de sus fines.

 Pereira indicó que los fondos que se obtengan deberán ser destinados a la reforma agraria y a fortalecer la agricultura campesina.
Destacó que en otros países, como la Argentina, el tributo es de más del 20%.

En sus fundamentos justifica también la necesidad de fomentar la industrialización de la materia prima de origen nacional.  Sostiene además que el impuesto impulsará el desarrollo nacional generando empleos plenos con fuerza de trabajo de nuestros compatriotas.

Apunta en otro párrafo que actualmente el volumen de exportaciones de soja, trigo y girasol genera un ingreso considerable para los agroexportadores, en su mayoría de capital extranjero, lo que hace que las divisas o ganancias obtenidas por esta actividad comercial, hasta la fecha libre de gravámenes, se inviertan fuera del país, lo cual perjudica al Estado que debe conseguir recursos de otros rubros

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *