17 de octubre de 2011 00:49 AM
Imprimir

Reacciones ante la propuesta de la Comisión Europea para la reforma de la PAC de cara a 2013

UNION EUROPEA : El proyecto de reforma de la PAC presentado por la Comisión Europea busca, según el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Ciolos, “una nueva asociación entre Europa y los agricultores a fin de hacer frente a los desafíos de la seguridad alimentaria, del uso sostenible de los recursos y del crecimiento.

Europa necesita a sus agricultores y estos necesitan el apoyo de Europa. La Política Agrícola Común nos alimenta y es el porvenir de más de la mitad de nuestro territorio”.

Los puntos fundamentales de esta reforma pasan por: ayudas a la renta mejor orientadas para dinamizar el crecimiento y el empleo; instrumentos de gestión de crisis más dinámicos y adaptados a los nuevos retos económicos; un pago ecológicopara preservar la productividad a largo plazo y los ecosistemas; inversiones suplementarias para investigación e innovación; una cadena alimentaria más competitiva y equilibrada; estímulo de las medidas agroambientales; facilitar la instalación de jóvenes agricultores; estímulo del empleo rural y del espíritu empresarial; dar mayor importancia a las zonas más deficitarias; y, por último, hacer una PAC más simple y eficaz, sobre todo en lo relativo a la normativa de condicionalidad y sistemas de control.

Las reacciones sectoriales no se han hecho esperar. Desde el MARM, la ministra Rosa Aguilar, ha expresado su rechazo a esta reforma afirmando que “es decepcionante y merecedora de así una enmienda a la totalidad al no dar respuesta a los desafíos que en estos momentos tiene la agricultura europea”.

Para el Gobierno de España, el tema de mayor transcendencia es el nuevo esquema de pagos directos que sufre un cambio sustancial en cuanto a la determinación de su cuantía. Ese modelo implicaría llegar a un pago uniforme en cada Estado miembro o región antes de 2020 lo que supondría un abandono de las referencias históricas, utilizadas por muchos Estados miembros, al final del periodo. España rechaza de plano tal opción.

Sobre las medidas de competitividad y mercado de la PAC, la ministra ha considerado un avance el hecho de que la propuesta de Dacian Ciolos mantenga la posibilidad de pagos acoplados a la producción o el apoyo a sectores y zonas específicas, pero ha considerado que el planteamiento que se hace es insuficiente y que debe ser reforzado.

Desde la FIAB, su secretario general, Horacio González, ha manifestado que estas propuestas no recogen la necesidad de asegurar el abastecimiento europeo de alimentos y materias primas: “Europa tiene que estar en la primera línea de la producción mundial de alimentos y las medidas presentadas no recogen esta necesidad. De este modo, Europa podría perder el liderazgo en los mercados mundiales de abastecimiento, algo que no nos podemos permitir”.

Desde algunas comunidades autónomas como Cataluña, su consejero ha declarado ya que se muestran preocupados por la nueva orientación que se quiere dar a la PAC. Por ello solicitan al gobierno central que estudie el impacto que podría tener esta propuesta en el sector agroganadero nacional ante el posible abandono de la actividad que pudiera tener.

El secretario general de COAG, Miguel López también ha coincidido en lo desastrosa que podría llegar a ser la aplicación de esta propuesta de reforma de la PAC. En su opinión, la propuesta de reservar un 30% de las ayudas nacionales a primar buenas prácticas medioambientales como el barbecho ecológico o lo spastos permanentes son “una tomadura de pelo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *