27 de diciembre de 2009 09:30 AM
Imprimir

Pese a la falta de políticas, Argentina está bien posicionada

Roberto Guercetti, de Conecar, trazó un panorama de la ganadería indicando que si bien no está en su mejor momento, hay posibilidades de recuperación a largo plazo siempre y cuando se parta de consensos. Considera que la exportación del próximo bienio será "simbólica"

“La actividad ganadera en la República Argentina necesitará entre 10 ó 15 años para duplicar la producción, a partir de que genere el consenso para instrumentar plan integral de desarrollo”, dijo Roberto Guercetti, presidente de Conecar. “Durante el año 2010, las exportaciones de nuestro país serán simbólicas”, agregó.
“Serán las más bajas de la historia. El stock ganadero se viene reduciendo entre un 10 y un 15% menos por ciclo y dejan de nacer cerca de 2 millones de terneros por año. Es posible que se comience a profundizar el proceso de concentración de la actividad”, explicó el empresario.
De continuar así, Guercetti considera que dentro de dos años (2011/12), no va a ser necesario prohibir las exportaciones de carne argentina al mundo, ya que es probable que nos encontremos sin excedentes. Otro síntoma de este proceso puede impactar en el consumo interno que se verá disminuido por el aumento de precios como consecuencia de la falta de oferta.
Lejos de esta realidad, los analistas consideran que Brasil, Uruguay y Paraguay se posicionarán como los principales proveedores del Mercosur, aprovechando los mercados que Argentina pierda. Se sabe que los frigoríficos brasileños instalados en nuestro país ya están capitalizando el valor diferencial de nuestra producción pecuaria, basada en la calidad, sabor y terneza.
A priori, los directivos de Conecar han comenzado a divulgar sus consideraciones, basadas en tres puntos básicos que se deberían implementar para “salvar a la ganadería”.
1- Liberar el mercado de carnes, con regulación en algunos cortes mal llamados populares, que en realidad son de lujo en cualquier país del mundo: asado, matambre, vacío, nalga.
2- Implementar un Plan Ganadero a no menos de 20 años firmado por todos los partidos políticos y cámaras relacionadas.
3- Presentar un programa llamado “la nueva argentina” para recorrer el mundo, reconociendo los errores y explicando un plan comercial previsible, responsable para los compromisos comerciales internacionales. Vender confianza, no producto; ya que nada sirve promocionar un producto que no se tiene.

Pese a todo

“A pesar de la falta de políticas hacia el sector, nuestro país sigue estando muy bien posicionado. Sobre todo en sistemas de engorde a corral (feed lot), donde hemos alcanzado un nivel de animales terminados bajo esta modalidad cercano al 45 %. Para tener un marco comparativo, en Sudamérica, Brasil tiene una muy baja tasa de destete, la ganadería es extensiva y solamente un 7% de la faena pasa por corrales. Los demás países, algunos como Perú, Venezuela, Bolivia, tienen una ganadería totalmente informal. Salvo Uruguay y Paraguay, que están aplicando tecnología y conocimiento, toda importada de Argentina”, explicó Roberto Guercetti, dejando ver el potencial para la transmisión de conocimientos y capacidad de gestión que tiene el empresariado argentino.
Como conclusión, el directivo advirtió que el proceso de intensificación de la ganadería, en nuestro país, no tiene marcha atrás y está claro que bajo estos procesos productivos se podrá ver –a futuro- la calidad de la carne mejorada.
Cabe señalar que desde ese concepto es que Conecar está avanzando en la aplicación de tecnologías de vanguardia aplicadas en otros países.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *