17 de octubre de 2011 23:47 PM
Imprimir

Cristina defendió a Guillermo Moreno en la reunión con Coninagro

La presidenta se reunió por primera vez luego del conflicto con el campo con una entidad de la Mesa de Enlace. Del encuentro de más de tres horas con Carlos Garetto de Coninagro, participaron Oscar Parrilli y Julián Domínguez. Qué se habló en la reunión, que incluyó una defensa de Moreno de la Presidenta ante las críticas por el manejo del trigo. La visión de las demás entidades rurales

En un principio se esperaba que fuera un encuentro breve, más bien protocolar. Pero la presidenta supo interpretar la importancia simbólica de volver a reunirse con una de las cuatro entidades rurales que formaron la Mesa de Enlace que protagonizó el conflicto más duro que viviño su Gobierno, y extendió la visita mucho más allá de lo formal.

En horas del mediodía Cristina arribó a la sede que Coninagro posee en el microcentro porteño para protagonizar un encuentro que duró más de tres horas y que mutó de visita protocolar a verdadera reunión de trabajo, en la que casi no quedaron temas por abordar en la extensa problemática del sector.

Acompañada por el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, la presidenta fue recibida por casi toda la cúpula de la entidad integrada por una veintena de dirigentes del interior del país.

El único gran ausente en el evento fue el vicepresidente de Coninagro, Eduardo Sancho, quien no pudo asistir por la cancelación de vuelos en Buenos Aires a raíz de la caída de cenizas provenientes del volcán Puyehue (Sancho se encuentra en Mendoza).

Luego de los saludos de rigor, Cristina y su equipo se dirigieron al último piso de Lavalle 348 donde la entidad suele agasajar a sus invitados en un amplio salón que cuenta con parrillas para la preparación de asados.

La presidenta encargó a los mozos una porción de entraña con verduras asadas y agua mineral, mientras el resto de los funcionarios y dirigentes degustaron cortes más propios de un asado a la parrilla, como costillas, achuras y vacío, entre otros.

Qué se habló en Coninagro

Luego llegó el momento ansiado por los dirigentes rurales, quienes empezaron a plantear los problemas que atraviesan actualmente los productores, principalmente de trigo, leche y de las distintas economías regionales.

Secundada y asesorada por Domínguez, la presidenta mostró un gran conocimiento de la crisis del trigo (sobre lo que hablaron una media hora), y aseguró que “se irán encontrando soluciones en el marco del diálogo y del respeto”.

Fue allí cuando se hizo referencia a la estructura de las cooperativas para lograr contar con una base de datos fidedigna que pueda determinar los stocks finales del cereal y fijar así los saldos destinados al mercado interno y a la exportación.

Además, Cristina remarcó la importancia ante los dirigentes de volver a reunirse con una entidad que pertenece a la Mesa de Enlace luego de haber atravesado, según ella misma consideró, uno de los momentos más difíciles de su gestión en 2008.

Pero uno de los momentos más tensos fue cuando se habló de la figura del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Al parecer Cristina decidió defenderlo ante la molestia de algunos dirigentes.

Otro de los temas analizado fue el rol de las cooperativas. En este sentido, los funcionarios nacionales subrayaron que el Gobierno viene apoyando fuertemente a AFA y a ACA (cooperativas vinculadas a Federación Agraria y Coninagro) con créditos del Bicentenario para inversiones en plantas de acopios.

Por último, se habló sobre la necesidad de agregar valor a las materias primas y sobre los distintos proyectos de inversión en biodiesel y etanol, cerdos, semilleros y productos veterinarios.

Así fue como al término del encuentro la presidenta y los dirigentes se elogiaron mutuamente al calificar la reunión como “espectacular” y valorar los gestos y señales de acercamiento en lo que, todo hace prever, será un nuevo gobierno de Cristina.

Expectativa de cambio

En diálogo con La Política Online, el presidente de Coninagro, Carlos Garetto, dijo que “este encuentro marca el inicio de una etapa nueva, distinta y necesaria para los próximos cuatro años en donde la relación tiene que ser Campo/Estado”.

“A ella le toca hoy representar los intereses de los argentinos y a nosotros los intereses de los productores. En este marco tenemos coincidencias y diferencias; pero lo importante es que podamos dialogar con respeto”, señaló Garetto.

“No podemos perder otra oportunidad de buenos precios y de cosechas espectaculares. No podemos estar renegando otra gestión más; por el bien de los productores y de los argentinos esto no puede volver a ocurrir”, agregó.

Por su lado, a diferencia de otras veces, en esta oportunidad no hubo un aluvión de críticas de las demás entidades del sector por el acercamiento de Coninagro al Gobierno, sino, podría decirse que ocurrió todo lo contrario.

Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), su flamante presidente Rubén Ferrero, dijo que “nosotros como entidad estamos dispuestos a acompañar el diálogo y a participar del mismo siempre y cuando no nos convoquen sólo para la foto”.

En tanto que desde Sociedad Rural (SRA) valoraron la apertura del diálogo con el Gobierno nacional y remarcaron que si se da para la búsqueda de soluciones reales del sector, “siempre será bienvenido”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *