18 de octubre de 2011 10:41 AM
Imprimir

Preocupa en Calapis decisión de Alemania de trabar importaciones de miel por transgénicos

URUGUAY : ALEMANIA, COMPRADOR DE CALAPIS, TRABÓ IMPORTACIONES

La decisión de Alemania de trabar las importaciones de miel al detectar la presencia de trazas de polen transgénico en miel de origen europeo, genera preocupación en los apicultores de todo el país, como es el caso de Calapis, que exporta la mayor parte de la miel hacia Alemania.
“Esta situación no nos afecta directamente en estos momentos, porque la situación originada fue después de que exportamos nuestra producción”, dijo a EL TELEGRAFO Amado Ferraris, directivo de la cooperativa sanducera, pero reconoció que se deberá trabajar rápidamente entre el gobierno y las entidades que representan a los apicultores de Uruguay para solucionarlo antes de la próxima zafra.
Señaló que para el mercado de la miel uruguaya “va a tener consecuencias importantes de no solucionarse en los meses venideros. Es un tema reciente pero habrá que trabajar la situación en conjunto”. Ferraris entiende que la mayoría de los países productores y exportadores de miel “en alguna medida se verán afectados por transgénicos”. En el caso de Alemania, se detectó la presencia de transgénicos de maíz. Sostuvo que “nadie se salva en Uruguay de que aparezca algún polen transgénico dentro de las mieles uruguayas, porque las distancias son muy cortas; las abejas, si les falta polen, buscarán alguna planta y no diferencian en el momento cuál es transgénica y cuál no. Un tema natural del insecto”, aclaró el dirigente gremial y productor sanducero.
problema
“Es un problema para todos los países que hoy tienen una agricultura basada fuertemente en la competitividades adicionadas por las tecnologías de las transgénesis”, precisó recientemente en conferencia de prensa el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre. “Ya sea transgénesis en resistencia a herbicidas o resistencia a insectos como es el caso del maíz”, aclaró. El secretario de Estado indicó que “una empresa privada de Alemania promovió una acción legal vinculada a la presencia de trazas de polen transgénico en miel de origen europeo en Alemania. Fue al Tribunal Federal alemán que se expidió, estableciendo que la miel debe tener menos de 0,9% de presencia de materiales de origen transgénico, independientemente de que el evento trasngénico sea un evento reconocido o no reconocido por la Unión Europea”.
“Es un tema que lo vamos a tratar con el subsecretario de Agricultura de Estados Unidos”, precisó Aguerre al referirse a los contactos que estará estableciendo esta semana.
Oportunidad
Pero más allá de ser un riesgo, el ministro dijo que “también es una gran oportunidad. La existencia de mercados diferenciales, por el lado de la certificación, la identificación de los orígenes para algunos tipos de mieles y por las condiciones de Uruguay, puede ser una alternativa”.
Agregó que eso no se arregla solo con Alemania. “Estamos trabajando fuertemente en otros mercados, caso de Rusia por ejemplo, que se presenta como un mercado alternativo para un producto que hoy es importante en términos sociales y también económicos, ya que hablamos de casi 150 millones de dólares de miel”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *