20 de octubre de 2011 11:18 AM
Imprimir

Oficialismo uruguayo se alinea con José Mujica por impuesto a la tierra

La bancada del FA decidió avanzar sobre el proyecto original. Quejas del ruralismo uruguayo por “cambio de reglas de juego”. Avances censales confirman concentración de la tierra

La puja política desatada entre el presidente José Mujica y el vicepresidente Danilo Astori por una ley que aplica un impuesto a la propiedad de la tierra en Uruguay pareció saldada la semana pasada.

En el parlamento uruguayo la bancada del Frente Amplio (FA) “decidió aprobar proyecto original del impuesto a la tierra” y “acordó dejar de lado las alternativas planteadas por el astorismo”, informó el miércoles 12 el medio digital El Observador.

Hace una semana los legisladores del FA decidieron avanzar en el estudio del proyecto original remitido por el Ejecutivo uruguayo que crea el Impuesto a la Concentración de Inmuebles Rurales (ICIR), que grava a tenedores de campos de más de 2.000 hectáreas, y alcanzaría a unos 1.700 productores, el 3% del total, teniendo en cuenta datos censales de hace una década.

Con la decisión de dar luz verde al proyecto de Mujica, el FA descartó las alternativas propuestas por los sectores que integran el Frente Liber Seregni (Asamblea Uruguay, Nuevo Espacio y Alianza Progresista), que proponían gravar la rentabilidad de la tierra y no solo la propiedad.

Según indicaron los legisladores oficialistas a El Observador en estos días comenzaría a debatirse el articulado del proyecto de ley, y si bien no se descartó alguna modificación a la iniciativa del Ejecutivo anticiparon que no sería “nada sustancial”.

A comienzos de octubre las gremiales agropecuarias orientales como la Asociación Rural del Uruguay (ARU) y la Federación Rural (FR) concurrieron al Parlamento para dar su opinión sobre la iniciativa a la que rechazaron de manera tajante desde que se hizo pública la decisión de su envío al Congreso.

En una reunión organizada por la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados del Uruguay tanto la ARU como la FR expusieron su férrea oposición a la iniciativa. Miguel Sanguinetti, presidente de la FR, pidió a los legisladores que “cuando les toque votar usen la conciencia para ver si realmente es positivo para el país agropecuario”.

Por su parte, José Bonica, presidente de la ARU, destacó que el proyecto de ley afecta la imagen del país porque “cambia las reglas de juego” y que “no es un instrumento idóneo porque es posible que la concentración de la tierra, si es que existe, aumente”.

Precisamente esta semana se conocieron algunos datos acerca del Censo Agropecuario que viene realizando el gobierno del vecino país, el primero desde el año 2000, donde se estaría confirmando una disminución en la cantidad de productores y un aumento en la concentración de la propiedad, que Bonica puso en duda hace dos semanas.

El Censo comenzó el pasado 15 de agosto y se espera que continúe hasta el próximo 15 de noviembre. Pero a la fecha el relevamiento de datos superó el 30% del total censado en 2000 y “se vislumbra una tendencia a la concentración de la tierra”, según informó el Director del Censo Dardo Fagúndez a El Observador.

La sospecha de que hay una reducción en la cantidad de productores es que a un mes de la culminación del relevamiento fueron completados unos 17.700 formularios censales, lo que representa apenas el 30% de los productores relevados hace una década, aunque se aclaró que también hubo cambios metodológicos.

Según los datos del Censo del año 2000 en Uruguay había 57.000 explotaciones agropecuarias. El censo que se realiza ahora releva todo lo que se encuentra arriba del campo, como vacunos, ovinos, equinos, cultivos cerealeros sembrados, cultivos forrajeros, plantas en producción y maquinaria.

Respecto al régimen de tenencia de la tierra, se consulta si el titular es propietario, arrendatario o aparcero. En tanto que los resultados preliminares del Censo comenzarán a conocerse en diciembre próximo y los definitivos en octubre de 2012.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *