20 de octubre de 2011 15:21 PM
Imprimir

Agro encuentra nuevo mercado con el girasol

MEXICO : El Banco Interamericano de Alimentos impulsa la producción que dejará una ganancia de 52 mdd en campo mexicano.

El cultivo de girasol se ha presentado como una alternativa de reconversión productiva en Durango y Zacatecas, además de ser una inversión rentable al menos por unos años por medio de la agricultura por contrato. A la par también se busca disminuir el déficit de la producción nacional de esta semilla, con la finalidad de producir esta oleaginosa con un bajo costo.

Recientemente se presentaron las primeras parcelas demostrativas en Zacatecas para motivar a los productores a que dejen el monocultivo de maíz y frijol, porque han sido afectados por los estragos de la sequía que han desgastado los suelos, por ello, una de las principales empresas mexicanas de alimentos y bebidas (Pepsico) decidió pactar contratos por un periodo de siete años y comprar toda la producción de girasol.

En este proyecto se dio a conocer a principios de este año en convenio con el Banco Interamericano de Alimentos, para otorgar una garantía de apoyo de manera parcial a los microcréditos y apoyos tecnológicos, con el objetivo de impulsar la siembra de más de 50 mil hectáreas de girasol en todo México para siete años, para que se puedan obtener 40 mil toneladas de aceite alto oleico.

Se pretende pagar alrededor de 7 mil pesos por tonelada de girasol y se proyecta que en los siete años se destinen 52 millones de dólares para la retribución de los productores.

Este año se sembraron las primeras mil hectáreas de girasol, de las cuales 80% se concentra en Zacatecas y Durango, mientras que 20% restante en los estados de Jalisco, Guanajuato y San Luis Potosí.

 

La empresa que comprará la producción nacional de girasol en estos estados también pretende optimizar la cadena de su propio suministro, ya que con este proyecto de agricultura sustentable obedece a los requerimientos de semilla de girasol con un perfil de ácidos grasos saludables y con un menor contenido de grasas saturadas.

Rentabilidad del cultivo

Juan Manuel Martínez García, director de una de las empresas consultoras agrícolas contratadas para aplicar el programa de la semilla de esta oleaginosa en Zacatecas y Durango, destacó que desde 2008 comenzaron a tener campos demostrativos en estos estados, con el objetivo que los productores vieran la rentabilidad del cultivo de girasol, así como en Jalisco y Guanajuato, que poseen condiciones de tierra y clima.

El empresario informó que en Zacatecas se sembraron 188 hectáreas en los municipios de Fresnillo, Sombrerete, Miguel Auza, Saín Alto, Calera y Enrique Estrada; mientras que en Durango fueron 495 hectáreas sembradas, de las cuales 230 son de temporal y 265 de riego.

Las estimaciones para el próximo año de la empresa consultora es tener una superficie sembrada de 5 mil hectáreas en los diferentes estados que fueron seleccionados.

Martínez García admitió que uno de los intereses es que la empresa nacional sustituya sus requerimientos propios de aceite del exterior, con el objetivo de obtener abasto significativo con producción nacional.

Este programa está planeado en el largo plazo y busca la producción de aceite alto oleico de girasol, ya que uno de sus principales proyectos es el Programa de Validación de Híbridos Comerciales adaptados a las zonas de producción en el eje Zacatecas-Durango-Chihuahua, así como un Programa de Desarrollo de Proveedores en estas regiones.

En una investigación científica realizada por la Unidad Académica de Agronomía de la Universidad Autónoma de Zacatecas, titulada Calabaza, canola y girasol para la rotación de cultivos de temporal Zacatecas (2010), se menciona que se estudiaron estos tres cultivos que tienen posibilidad de ser incluidas en una rotación de cultivos y son aptos para las condiciones de sequía en Zacatecas.

Incluso, económicamente se presenta como opción de incorporar estos cultivos con ciertas probabilidades de éxito, ya que existe una nueva demanda del mercado por productos del tipo oleaginosas y sus derivados que se pueden destinar a la producción de jabón, aceite, bio–diesel, debido a que 90% de la semilla, que es ocupada por las aceiteras, se adquiere en otros países a precios elevados.

En ese estudio se informa que en un intercambio de experiencias entre agricultores, técnicos y la industria, se observó que el cultivo de girasol es uno de las opciones de semillas que presentan cierta tolerancia a la sequía, y como datos se menciona que se necesitan alrededor de 400 milímetros como mínimo para tener alguna producción.

En varias reuniones, los productores han manifestado interés en la cosecha de girasol, pues refieren que da mayor certidumbre sembrar un cultivo que ya está comprado “desde antes que se produzca”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *