28 de diciembre de 2009 13:32 PM
Imprimir

Uruguay   –   Faena bovina será récord aunque sin liquidar stock

Los frigoríficos cerrarán el año matando y procesando unas 2,3 millones de cabezas, aún así no hubo una liquidación del stock ganadero, según datos de INAC. Los industriales creen que se debe mejorar la planificación de la oferta de haciendas.

"Nadie podía esperar que se industrializara más ganado durante el segundo semestre del año. Creo que el factor clima hizo difícil cualquier previsión", dijo a El País Martín Secco, gerente general del Grupo Marfrig Alimentos, que maneja cinco frigoríficos en Uruguay.

Cuando las secuelas de la crisis mundial que aún afectan el consumo de carne, principalmente en algunos mercados donde Uruguay vuelca sus producciones, desaparezcan, el complejo cárnico uruguayo estará bien preparado para marcar mayor presencia en aquellos nichos donde más se paga el producto.

Por eso es que, entre los principales desafíos que enfrenta la industria frigorífica uruguaya, se encuentra el lograr una mayor planificación de la faena y para eso precisa contar permanentemente no sólo con la mejor calidad de materia prima, sino con buen volumen, incluso en aquellos meses donde el pasto escasea: en el invierno (post zafra).

"Para la industria cárnica una gran incertidumbre es poder planificar su actividad con todo los problemas que eso tiene. En el 2009, además de lo natural del negocio, el efecto clima jugó un papel adicional" que complicó la planificación de las actividades, admitió Secco.

En ese sentido sostuvo que, teniendo en cuenta el nuevo gobierno y nuevas jerarquías a nivel del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y otros organismos oficiales, uno de los desafíos es "seguir construyendo entre todos los actores un negocio agropecuario verdaderamente integrado, donde todos crezcan y que – por lo tanto- continúe siendo para Uruguay el pilar de su economía".

Por su parte, Rodrigo Goñi, gerente general del Frigorífico PUL y delegado de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF) en la Junta Directiva del Instituto Nacional de Carnes, consideró que uno de los desafíos es "construir caminos que promuevan una mayor producción a nivel primario en coordinación con los productores".

Al igual que otros industriales de la carne, marcó entre las prioridades para el 2010 el hecho de trabajar arduamente para "lograr una mayor estabilidad comercial, tanto en flujos como en precios", porque después de la crisis internacional y hasta el presente, "la demanda por carne uruguaya fue muy discontinuada".

Sin embargo Roberto Palma, presidente de la firma inglesa Breeders & Packer Meat Uruguay, grupo que lidera el inglés Terry Johnson, fue un poco más allá. "La carne uruguaya tiene el desafío de ser reconocida en el mundo por encima de la carne argentina" y para lograrlo le hace falta "mayor consistencia en la calidad de la oferta", sostuvo.

En cuanto al sector industrial, Palma consideró que debe continuar con la modernización que comenzó hace unos años y consideró que el ingreso de Breeders & Packers Meat contribuirá muchísimo, tanto en un nuevo abastecimiento del ganado, como en la venta de la carne.

El grupo inglés hizo una inversión que supera los US$ 80 millones entre campos y frigoríficos, constituyéndose en una de las mayores apuestas a la industria cárnica local en décadas. Hoy continúa construyendo su planta en Durazno y espera que esté operativa a partir de abril.

Crisis: Industriales sostienen que cuando se supere, Uruguay estará bien parado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *