21 de octubre de 2011 10:56 AM
Imprimir

Faena en gradual ascenso y abundante forraje

El novillo gordo evita caer a los US$ 3,50 pero los frigoríficos siguen cautelosos

El mercado se muestra estable, con baja operativa. Muy buena situación forrajera de un lado y demanda externa cautelosa del otro hacen que productores y frigoríficos estén esperando a que se aproxime el final del mes –cuando además estará la demanda vinculada a la faena Kosher de Israel– para acelerar en algo la actividad. De todas formas, con la entrada en operativa de los frigoríficos Carrasco y Lorsinal, la faena tuvo un leve repunte y los precios interrumpieron la tendencia descendente que predominó durante setiembre y comienzos de octubre.

Si bien hay cierta disparidad de precios entre plantas, las referencias con respecto a la semana anterior se mantienen en US$ 3,60 para el novillo –aunque se hicieron negocios a menor y mayor cotización– y para la vaca se sigue pagando en el entorno de US$ 3,40. En el caso de los ovinos, para los cuales hay más oferta, la referencia para el cordero se ubica entre US$ 4,40 y US$ 4,50, mientras que para la oveja se está pagando US$ 4 por kilo.

Las entradas a frigoríficos siguen siendo de una semana en promedio. Con la vuelta a la operativa de Matadero Carrasco, Colonia y Lorsinal se explica la suba en la faena semanal, de aproximadamente 10% desde niveles muy bajos. Cledinor cerró por mantenimiento en su planta.

Los precios de la reposición se ajustaron a la baja en el entorno del 10% en todas las categorías, según los resultados de los últimos remates por pantalla. Las caídas anteriores en los precios de la hacienda gorda y el hecho de que la exportación de ganado en pie sigue trancada, son factores que explican la caída en los valores.

La faena de vacunos en la semana finalizada el 15 de octubre subió a 33.612 cabezas, un alza semanal de 9,8 % y fue un 2,2% superior a la misma semana de 2010. Del total, 18.029 fueron novillos y 15.045 fueron vacas, siendo éstas un 44,8% del total. La faena de ovinos cayó un 19% semanal y totalizó 37.978 animales, 11% inferior a esa semana de 2010.

El kilo de novillo de INAC acumula seis semanas a la baja. Para la semana finalizada el 8 de octubre –la última reportada por INAC– se situó en US$ 3,731. Para el kilo de vaca INAC, este también bajó y se ubicó en US$ 3,514. Por su parte, el kilo del cordero INAC suma 13 semanas consecutivas de bajas y marcó US$ 4,838. Nuevamente las tres referencias fueron las menores desde febrero de 2011.

Debe destacarse el repunte de los precios exportación en la carne vacuna, subieron y luego de un mes volvieron a superar la barrera de US$ 4.000/ton. Para la última semana reportada por INAC, marcaron US$ 4.065 con un promedio para las últimas cuatro semanas que subió a US$ 3.835/ton.

A pesar de ser una primavera Niña en el Pacífico, octubre está resultando excepcionalmente favorable en materia de lluvias. Con temperaturas algo por debajo de lo normal el repunte de las pasturas es algo más lento de lo normal, pero de todas maneras se va consolidando. Eso permite una situación favorable para que los productores se dediquen a optimizar el agregado de kilos. La industria busca evitar comprar hacienda a un precio que no reditúe en las exportaciones. La feria de Anuga no trajo grandes novedades en negocios y la incertidumbre europea lleva a que se opere en un marco de cautela.

Panorama alentador para productores de soja.

Empezó la siembra de soja de primera con buenas expectativas de los productores, porque vendieron anticipadamente a buenos precios y porque la oleaginosa ha recuperado su fortaleza en los mercados internacionales.

La intención de siembra es similar a la del año pasado, en torno al millón de hectáreas.

Luego del fuerte desplome que hubo en setiembre, los precios en los primeros 18 días de octubre se recuperaron en 5% acercándose la posición de referencia para Uruguay a US$ 470/ton, después de haberla pasado durante la semana pasada.

Con los valores de los últimos días de la semana pasada y primeros de esta, las referencias para la producción local 2012 se ubicó en US$ 450/ton contra los US$ 435/ton de igual período de 2010 y de los US$ 335/ton de mediados de octubre de 2009.

La comercialización de la campaña pasada mostró un claro aumento en los valores respecto a la anterior. El valor promedio FOB de la soja entre marzo y setiembre fue de US$ 465/ton contra los US$ 357/ton de igual período de 2010.

Según las estimaciones que realizó Monitor Agrícola habría entre 30% y 35% de la futura cosecha ya vendida.

El precio de la oleaginosa recibió respaldo del último reporte de oferta y demanda del USDA que recortó su proyección de rendimiento y de stocks para Estados Unidos cuando el mercado esperaba un leve ascenso.

La demanda desde China es clave y las señales que se dan desde el gigante asiático pueden mover el mercado de la oleaginosa.

Esta semana China informó de una tasa de crecimiento trimestral que fue la menor desde el año 2009 y eso generó temores sobre una menor demanda, aunque haya analistas que no tengan dudas en cuanto a que ese país comprará más en el actual año comercial.

El vellón atento a los movimientos del Dow Jones.

El mercado lanero sigue moviéndose sin una tendencia definida a la espera de la evolución de la economía europea. Esta semana bajó levemente. En el comienzo de la operativa el Indicador de Mercado del Este (IME) bajó 12 centavos (1%) con respecto al cierre de la pasada semana, ubicándose en US$  11,71 por kilo base limpia.

La oferta totalizó 13.153 fardos, con un porcentaje de rechazo en leve descenso, 13,8%. La semana pasada el rechazo había sido de 14,9%.

La actividad  continuó el miércoles con un mejor ánimo que se tradujo en una suba de nueve centavos en el Indicador, que logró cerrar en US$ 11,80, pero con un rechazo de 16,4% que sigue mostrando un mercado muy dubitativo.

La semana pasada se reactivó el mercado local y el Secretariado Uruguayo de la Lana reportó algunas ventas. Un lote Corriedale de 29 micras de diámetro promedio sin acondicionar a U$S 4 el vellón y U$S 1,0 los subproductos, y otro de 27,5 micras promedio, grifa celeste, obtuvo U$S 4,15 el vellón y U$S 0,70 los subproductos.

Un lote Merilín, sin acondicionar, se comercializó a U$S 5,6 el vellón y U$S 1,2 los subproductos.

En Merino e Ideal no hubo negocios. Hay una brecha grande entre lo que aspiran los productores y lo que ofrecen los operadores.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *