21 de octubre de 2011 23:19 PM
Imprimir

Detectan contaminación en carne de cerdo que iba exportada a Rusia

PARAGUAY : SENACSA ASEGURA QUE CARGAMENTO DE 30.000 KILOS SERÁ DESTRUIDO.

Un documento interno del Senacsa, al que tuvo acceso ABC Digital, reveló que un cargamento de  30.000 kilos de carne de  cerdo, de la firma UPISA, cuyo destino era Rusia, presentó “colonias de listeria”, una bacteria mortal hasta en un 30%. En principio, hubo temor de que el  cargamento sea comercializado a nivel local, según fuentes de ABC Digital, pero el Dr. Manuel Adrián Barboza afirmó  que la carga será destruida por completo.

La información fue adelantada por ABC Digital, que accedió al informe remitido al Dr. Manuel Adrián Barboza, director general de la Dirección General de Calidad e Inocuidad de Productos de Origen Animal (Digecipoa), que revela que –según resultados laboratoriales microbiológicos– se hallaron “colonias de listeria monocytógenes” en un lote de carne porcina perteneciente al frigorífico Unión de Productores de Itapúa SA. (UPISA).

El documento señala que una vez concluido el análisis laboratorial, el jefe de Inspección de UPISA, Dr. Jaime Escribá Berro, pone al tanto al Digecipoa de que dos de cinco contenedores enviados a Rusia estaban con carne de cerdo contaminada con la bacteria. Inmediatamente se ordena el retorno del cargamento, para evitar eventuales conflictos comerciales con el país euroasiático, que también es uno de nuestros principales compradores de carne vacuna.

Las fuentes informaron a ABC Digital de que la carne de cerdo que habría estado contaminada no llegó a Rusia, pero que al parecer  se comercializó en el mercado paraguayo. 
Versión del Senacsa   

Sobre este tema, el Dr.  Manuel Barboza dio la versión del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), afirmando que la carne infectada nunca llegó a salir  de nuestro país  rumbo a Rusia y que quedó en los depósitos del puerto de Asunción.  Aseguró que la carne tampoco fue sacada de los contenedores, rechazando así de que la carga haya sido comercializada en nuestro medio.   

El director del Senacsa confirmó que son dos los contenedores con carne infectada, aunque solo en uno de ellos se pudo tener confirmación plena de la presencia de la bacteria mortal.

Barboza comentó que se aguarda la conclusión de otros informes laboratoriales para luego disponer de la destrucción total de la carga, que sumarían entre 25.000 y 30.000 kilos.   

El producto sería desnaturalizado primero (con cal viva), para posteriormente  ser enterrado, en un procedimiento similar al que fuera aplicado con los vacunos sacrificados en el departamento de San Pedro tras la detección de fiebre aftosa, explicó el funcionario.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *