22 de octubre de 2011 11:58 AM
Imprimir

“El picudo, un tema que nos preocupa a todos”

El ingeniero Mario Mondino remarcó la importancia de prevenir la plaga en el cultivo de algodón en la zona de riego. En la charla, realizada en Fernández, también se abordó la necesidad de la rotación del cultivo, para trabajar la tierra con sustentabilidad.

El pasado miércoles a la tarde tuvo lugar en la “Capital del Agro” una charla organizada por la Agencia de Desarrollo regional, cuya temática estuvo basada en el manejo de algodón en surcos estrechos y la prevención del picudo algodonero. La charla contó con la presencia de un importante número de medianos y pequeños productores, la mayoría beneficiarios del Pro-Agro campaña 2011/2012. La Agencia contó con el apoyo del INTA y del Senasa, que a través de sus equipos técnicos aconsejaron a los minifundistas.

Mario Mondino, ingeniero investigador del INTA Santiago, fue quien desarrolló la temática central, y en diálogo con Nuevo Diario comentó que “el tema del picudo es un problema que nos preocupa a todos los productores, fundamentalmente porque el área de riego concentra a un número mayor de pequeños y medianos productores. Es por eso que la lucha en esta área es lo que más nos importa”.

Explicó también los detalles de las técnicas de siembra y dejó en claro el porqué de cambiar a surcos estrechos de la siembra tradicional. “A fines de los ‘90, cuando el algodón no valía nada y no rendía por las condiciones climáticas desfavorables, era un desastre. Desde el INTA empezamos a trabajar en la idea de ver cómo podíamos mejorar los rindes del algodón y se nos ocurrió entonces la idea de los surcos estrechos, pero tratando de cambiar lo que originalmente se hacía en el área de riego y también en la de secano, que era que el productor no podía hacer algodón año tras año en el mismo lote, no sólo porque provocaba problemas de suelo sino que las plagas que pudieran sobrevivir volverían a estar en el año próximo”, manifestó.

El ingeniero se refirió, además, a la idea de la rotación del cultivo: “Pensamos, por qué no empezar a rotar el cultivo del algodón con maíz, o con zapallo, de manera tal de empezar a ver cómo hacer que la tierra empiece a ganar fertilidad a lo largo del tiempo y los insectos no se mantengan de un año para otro”, señaló.

A lo que agregó que “entonces entramos en lo que se llama sistema sustentable de producción, en el caso específico de medianos y grandes productores, que están tratando de implementar la siembra directa, que consiste en sembrar sin trabajar el suelo, que para muchos puede ser novedoso pero que ya lo estamos implementando con éxito en Figueroa con pequeños productores, para lo cual ha colaborado mucho el Gobierno de la Provincia; este sistema permite ahorrar mucho trabajo y mucho dinero”.

Especificó que “lo que se busca en realidad desde el INTA es cumplir con este postulado que dice que las producciones que se realizan en todo el territorio nacional tienen que tener una sustentabilidad, es decir, que se mantengan en el tiempo económicamente, no solamente los productores sino también sus hijos, que no se destruya el ambiente y que todos los productores lo puedan llevar a cabo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *