23 de octubre de 2011 13:43 PM
Imprimir

“La carne vacuna va camino a convertirse en artículo de lujo”

En una jornada en la Bolsa, analistas opinaron sobre el mercado ganadero. Se frena la producción en el Mercosur por la competencia agrícola.

“La carne será un producto de lujo tanto en Argentina como en todo el mundo”, aseguró Mariano Cabal, el presidente del Rosgan, en una declaración que refleja de manera sintética que los precios de uno de los mayores emblemas de la gastronomía nacional subieron para nunca más bajar y que el negocio para los ganaderos está asegurado a futuro más por el lado de los altos valores internacionales, que por los volúmenes de producción y exportación, que ya no volverán a tener los niveles previos a 2008.

   En un panel organizado por Rosgan para celebrar su tercer aniversario, distintos especialistas confirmaron que los cambios detectados en el negocio de la carne a nivel local reflejan en buena parte lo que pasa en toda la región.

   Es que tanto la producción como la exportación de carne vacuna cae desde hace al menos cuatro años entre los principales actores productivos del Mercosur, como Brasil, Argentina y Uruguay.

   Las razones para esa merma hay que encontrarlas en la competencia por el uso de la tierra con la agricultura, que desde que se verificó que el aumento en las cotizaciones de los alimentos estiró los límites de su frontera productiva empujando a la ganadería hacia zonas más marginales.

   Con más importadores a nivel global debido a los cambios demográficos en las potencias emergentes, y exportadores con performances cada vez más raleadas, Argentina se encuentra según los expertos frente a una gran oportunidad para vender afuera un producto diferenciado que sea, como decía la propaganda, “caro pero el mejor”.

   “Los emergentes van a aprender a comer cada vez más carne, entonces no hay dudas de que gracias a los valores las perspectivas del sector ganadero van a ser interesantes más por precios que por volumen, va a disminuir el tonelaje de exportaciones pero será a mayores precios, un poco como pasa con la soja desde hace tres años”, anticipó el presidente el Rosgan.

Escenario internacional. En la visión de Roberto Vázquez Platero, ex ministro de Agricultura de Uruguay, los incrementos de los valores de los commodities agropecuarios detectados a partir de la década del 2000 marcan un quiebre estructural en la tendencia histórica. n realidad, explicó, el alza en los precios de los granos se debe a la mayor demanda de carne de las nuevas clases medias de los países emergentes de Asia, sobre todo.

   Vázquez Platero indicó que un importador de peso será Rusia, ya hoy ubicado como el segundo comprador mundial de carnes. El Mercosur tiene entonces una gran chance para insertarse como gran exportador, aunque la realidad marca que la producción y las ventas externas están bajando en la región.

Sana competencia. La remontada a niveles estratosféricos del precio de los granos a nivel global llevó a que rápidamente se estableciera una competencia por la tierra fértil donde la agricultura le ganó la partida a la ganadería, que se vio desplazada hacia zonas más marginales con menores rindes posteriores y mayores costos de flete.

   “En Brasil cae la exportación y la producción está estancada, en Uruguay esto pasa desde hace cuatro años”, señaló el experto uruguayo.

   “La producción ha bajado no sólo en Argentina sino también en Estados Unidos, es una tendencia porque nos ha pasado a todos que a raíz de los precios de los cereales los vientres se han trasladado a campos en zonas marginales, eso representa que disminuyen las pariciones de las vacas y que por cada 100 vacas se producen 17 terneros menos en esas zonas semi-áridas donde se ha trasladado la hacienda”, argumentó el presidente del Rosgan.

   ¿Qué alternativas se barajan para recuperar el rodeo a niveles como los registrados a principios de la década? Según Vázquez Platero, ya quedó demostrado que el feed-lot al estilo estadounidense, con mucho grano, no es una alternativa eficiente.

   “El Mercosur debe definir qué sistema utilizará para producir más carne, pero los Estados no deben interferir, hay que crear nuevos modelos para Argentina”, dijo.

   Cabal aclaró que si bien en las zonas donde los rindes de soja superan los 30 quintales por hectárea “no se puede competir”, en otras zonas donde los campos rinden entre 20 y 25 quintales “ya con los valores de los terneros al día de hoy hay que hacer ajustes de números, porque puede haber una competencia”.

   A nivel interno, Mariano Cabal explicó que el sector atraviesa “una meseta de valores” con un descenso notable del consumo por cabeza: “estamos en valores internacionales y hoy tenemos los mismos precios que en todo el mundo, antes era mucho mas cara la carne en Estados Unidos, Brasil o Chile, pero hoy tenemos los mismos valores”.

   Para el presidente del Rosgan, los valores de la carne se van a seguir moviendo en el mismo rango. Los altos valores son los que explican la fuerte disminución del consumo de los últimos dos o tres años: “Hoy estamos en 56 kilos por cabeza y el pollo, está en 40 kilos”, lo que significa que para los consumidores las carnes blancas “han dejado de ser una alternativa para volverse una costumbre”. Esto porque “la carne vacuna va a ser sin ninguna duda un artículo de lujo”.

   Puertas adentro, explicó que el sector perdió de 2008 a esta parte entre 10 y 12 millones de vientres, una liquidación histórica que necesitará de unos 7 u 8 años para recomponerse, aunque no para llegar a los niveles anteriores.

   Destacó que “va a ser difícil que baje la carne”, ya que el valor final en las góndolas no depende sólo del valor del novillo, y que también pesan otras variables como la inflación.

Vacas con buen rating

El Rosgan, el mercado ganadero de Rosario, cumplió tres años de vida y se consolidó con éxito como un “modelo de negocios”, según las palabras de Víctor Cabanellas, vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Rosario.
   Cabanellas destacó que se trata de un emprendimiento que “transformó al mercado ganadero” que supo superar un momento difícil durante su lanzamiento en 2008, año de plena crisis financiera mundial y de la caída de Lehmann Brothers que a nivel interno estuvo marcado por el pico de la liquidación de rodeos por la sequía y la pelea entre el gobierno y el campo.
   Mariano Cabal, presidente del Rosgan, insinuó incluso que se “rompió con la idiosincracia ganadera” y se pudo convencer sobre la viabilidad del sistema, que en tres años lleva vendidas 771 mil cabezas por un monto aproximado de 980 millones de pesos “con plena transparencia de las operaciones” y algunos elementos importantes como la creación del índice Rosgan, “toda una referencia para la invernada”.
   El único mercado ganadero televisado de Argentina festejó su tercer aniversario con un remate de cuatro días donde se pusieron a la venta 31.506 cabezas con un ritmo de ventas muy sostenido.
   Entre los panelistas, además de Vázquez Platero y Cabal, estuvieron Carlos Melconián y Salvador Distéfano.
   Melconián anticipó que “en 60 a 90 días en el sector cambiario algo va a tener que pasar”, aunque no dio mayores precisiones. En tanto, Di Stefano habló de la oportunidad que tiene la producción agropecuaria.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *