23 de octubre de 2011 13:38 PM
Imprimir

Estiman que la inflación bajará al reducirse precios de la carne

PARAGUAY : El alimento participa en un poco más de 10% en el peso de la canasta familiar, según el Banco Central.

Se estima que unos 10 millones de kilos de carne están en los depósitos de los frigoríficos.

La cadena de la carne moviliza a una serie de sectores económicos que están detrás y todos están afectados.

La paralización de las exportaciones de carne va a reducir levemente la inflación por el abaratamiento de algunos cortes, pero va a ser coyuntural porque se espera que dentro de unos tres meses los precios se recompongan.

El impacto económico de la crisis de la carne que se desató a causa del foco de aftosa en el departamento de San Pedro, en setiembre, todavía sigue siendo analizado por productores, industriales del sector, economistas y técnicos. Si bien hay convencimiento de que la crisis pasará y se volverá a exportar, todavía hay incertidumbre en el sector a corto plazo.

El diario La Nación (LN) enfocó el tema en una Mesa de Negocios con Carlino Velázquez (CV), gerente de Estudios Económicos del Banco Central del Paraguay, Luis Pettengil (LP), presidente de la Cámara de la Carne, y el economista Manuel Ferreira Brusquetti (MF).

LN: ¿Cuál es la incidencia del tema carne en la política de contención del nivel de inflación?
CV: Dentro de la canasta del IPC (Índice de Precios al Consumidor), la carne en general pesa un poco más del 10% y dentro de la carne más del 70% es carne vacuna, y lo que hemos visto son comportamientos en algunos casos de incremento y otros casos de reducción, los denominados cortes populares como la costilla han incrementado su precio, pero otros cortes que iban de exportación, esos sí se redujeron, en general hay una pequeña reducción en el promedio de los precios. Nosotros estamos viendo que si cae el precio promedio de la carne es un hecho coyuntural, después se va a tener que recomponer.

LN: ¿A qué nivel esperan que cierre la inflación?
CV:Esperamos que la tasa de inflación cierre al torno del 6,5% ya que tenemos solo 2 meses y medio. La inflación no va a ser un problema muy grande al finalizar el año. Durante todo el año tuvimos tasas de inflación muy altas, en casi todo el año estuvimos fuera del rango de 7,5%, aun así cerramos con una tasa de inflación por debajo de la media, la media es 5% más o menos 2,5%, si cerramos al 6,5%, estamos todavía de todos modos por encima de la media del rango meta referencial. Vamos a cerrar con una tasa más baja que va a ser 6,2% a 6,3% pero todavía hay que decir que está por encima del 5%, el objetivo es 5%, no es 7,5%.
MF: Todos los tipos de carne participan, según el BCP, en un 11%, en la canasta familiar. Si estos bienes llegan a bajar de precio de manera significativa, como parecería ser que es lo que está ocurriendo, el impacto podría llegar hasta un valor de reducción del orden del 2,5%. Esto reduciría la inflación general y podría incluso generar una baja de tasas de interés por parte del Banco Central.
LP: Lo que va ocurrir con la no exportación es que va subir el dólar e internamente va haber una conmoción económica. La cadena de la carne mueve a toda una estructura detrás y todos estarán afectados.

LN: ¿Qué efectos inmediatos ya se observan en el índice de precios de la carne a nivel local?
LP: El impacto inmediato fue la paralización total de los frigoríficos de exportación y la suspensión de los contratos laborales. Estamos parados por motivos de costos, ya que nosotros tenemos costos muy altos como para que se faene localmente, solamente podemos competir internacionalmente. Estamos ante un estándar internacional que en la faena local no se exige, entonces somos caros, por el frío, las instalaciones, la calidad de la carne.
MF: Los efectos hasta ahora son el resultado de la retención de hacienda que está haciendo el ganadero, ante la incertidumbre de qué va a pasar con los mercados, sumada a la escasez de hacienda gorda en esta época del año, producto de la salida del invierno. La escasez ha producido un desequilibrio en el precio de los cortes en situación normal, motivo por el cual los cortes caros han bajado de precio y los cortes populares han aumentado. Paraguay faenaba alrededor de 130 mil cabezas antes del brote y ahora el ritmo de faena está en el orden de las 40 mil cabezas. Esto está generando una escasez relativa de cortes con hueso, en especial costilla y puchero.

LN: ¿Cuáles son las proyecciones sobre el comportamiento que tendrá el precio de la carne en las próximas semanas como consecuencia del stock almacenado?
MF: El problema no es tanto el producto almacenado en la industria, sino la cantidad de animales terminados que van a salir al mercado en los próximos meses que debería estar en el orden de los 750 mil hasta marzo. Si es que no tenemos una exportación importante en estos meses, gran parte de ese ganado debería faenarse para consumo interno inundando este mercado y produciendo una baja importante de los precios de la carne.
LP: Al no haber faena internacional, una parte del stock empezamos a vender al mercado interno, pero el mercado interno requiere de muchos cortes no solamente de los cortes empaquetados. Requiere de puchero, vacío y costilla. Lo que ocurrió que en las faenas, los costos en las ferias para consumo empezaron a bajar. De un nivel que se mantenía de 9 mil en pie, hoy está más cercano a 6 mil. A medida que estamos disminuyendo los precios, el mercado interno va comprando. Nosotros estamos vendiendo a un 40% menos de su valor real en la exportación, pero hay poca salida y en las industrias deben haber más de 10 millones de kilogramos de carne stockeados.

LN: ¿Cómo ven la perspectiva a partir de la reanudación de las exportaciones?
LP: Una vez que se reanude la exportación, los obreros, los camioneros y todo lo relacionado a la cadena cárnica van a trabajar a un 50% otra vez. El precio del ganado en pie subirá y se colocará en el orden de los 7 guaraníes el peso vivo y de 12 a 13 mil guaraníes de la carne al gancho. Con esto por lo menos se estaría sacando, porque el problema ahora mismo es que no hay salida. Habrá muchos novillos gordos en el campo y con la reanudación de los envíos daríamos salida a una importante cantidad de animales hasta diciembre.
MF: Es altamente improbable que la compra de mercados externos sea muy elevada en los próximos meses, ya que nuestros principales compradores preaftosa que eran Chile y Rusia, no serían importantes en estos meses: Chile por una ley de ellos cierra los mercados aftósicos por lo menos por 6 meses. Rusia, por su lado, que es quién generaría menos restricciones al ingreso de carne paraguaya, tiene problemas logísticos porque se les congelan sus puertos por el invierno y disminuye sus compras en el orden de 40%.

LN: A manera de conclusión ¿qué podemos plantear?
MF: Creo que estos eventos van a pasar, pero los impactos van a ser importantes en los próximos meses. Los productores, industrias y proveedores de servicios que estén más líquidos son quienes van a salir mejor parados en este impacto.
LP: Estamos apoyando al servicio sanitario de manera a que podamos salir de esta crisis lo más rápido posible

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *