29 de diciembre de 2009 08:05 AM
Imprimir

CARNE:SU PRECIO MAS EL IMPUESTO A LA DEMAGOGIA

Las mentiras se difundieron hasta el hartazgo desde el atril presidencial, las bancas del congreso y los piqueteros en la calle. La mafia de frigoríficos, carniceros y engordadores express de hacienda, amigos del gobierno. Ser ganadero es otra cosa. El mercader no puede ser productor, ensucia todo lo que toca.

Ellos, los malos del campo, pretenden que paguemos el lomo a $90 el Kg. como en el mundo. Nunca se explicó porque el mundo puede pagarlo y los argentinos no. Hay dos respuestas. Porque en ninguna parte del mundo un gobierno se queda con los ingresos de sus ciudadanos, y porque la gente en el mundo no tiene tantas pretensiones.
El que puede lo compra y el que no elige otro corte o come otra cosa. Lomo, vacío, entraña, garrón u osobuco son carne del mismo animal. Poco le falta a la tilinguería media argentina para exigirle al carnicero fotocopia del pedigree de la carne que vende.

¿Nos estarán haciendo falta un par de guerras, miseria y hambrunas que otros padecieron mereciéndolas menos?

Mucho se miente y se embrolla con tecnicismos para que nadie entienda, por lo que vale la pena reproducir esta autorizada carta de lectores publicada en Informador público.com

La lógica ESTATISTA, SOCIALISTA Y DIRIGISTA de los funcionarios del gobierno nacional sostiene que es necesario impedir las exportaciones de carne bovina para mantener bajo el precio de la carne.
2.- ¿Qué resultado tuvieron estas políticas?
Una fuertísima disminución de los volúmenes exportados con pérdida de prestigio y mercados que ganaron nuestros amigos….
2005: 405.860 toneladas.
2006: 290.635 toneladas (28% menos interanual).
2007: 269.549 toneladas (7% menos interanual).
2008: 211.108 toneladas (22% menos interanual).
2009: La caída continúa pero no se disponen de datos ciertos dado el ocultamiento estadístico.
3.- ¿Que muestra la realidad comparando con otros países?
La realidad demuestra que el resultado fue diametralmente opuesto a la lógica del gobierno, tanto en ARGENTINA como en URUGUAY que aplicó la política inversa:
La Argentina frenó la exportación. Consiguientemente cayó la producción contribuyendo al aumento del precio interno…
Lo que será notable el día que la escasez obligue a "sincerar" como pasó con la luz, el combustible, los peajes
El Uruguay promovió la exportación. Desde que en 2003 implementó su plan de fomento a la "exportación" la "producción de carnes" se incrementó en un 45%.
¿Cayó el consumo interno? No. Por el contrario se incrementó en un 62%.
Hoy URUGUAY exporta más que Argentina y consume más carne internamente…
4.- ¿Qué pasa con el precio de la carne en el mercado interno?
Es un axioma largamente abonado por la experiencia que "las exportaciones, no encarecen el mercado interno, al contrario: lo subsidian haciendo caer los precios".
¿Cómo es posible esto?
La respuesta es muy sencilla:
-Sólo se exporta, cuanto mucho, el 20% del animal.
-Si se quiere mantener el crecimiento de las exportaciones hay que producir más vacas.
-Y hay que colocar forzosamente en el mercado interno el 80% que no se exporta (o habría que tirar esa carne).
Afortunadamente el resto del mundo tiene gustos por cortes diferentes al RÍO DE LA PLATA. Sólo se exporta el cuarto trasero menos la nalga (20% o menos del animal). El mundo no come asado, ni vacío, ni achuras, por citar sólo algunos ejemplos.
En consecuencia: la posibilidad de exportar (lo que el gobierno hoy restringe o prohíbe) incentiva la producción, genera una mayor oferta en el mercado interno (el 80% que no se exporta) e impulsa la caída de precios…
A más exportaciones, más producción, más carne volcada al mercado interno y menos precio…
¿Es esto un cuento? No. Siempre fue así (hasta los que los K decidieron "defender la mesa de los argentinos).
De hecho, siendo Argentina el mayor exportador mundial de carne por décadas, era a la vez el país donde más carne se consumía y al menor precio. Cualquiera que haya viajado, sabe que era así.
Cuando Uruguay y Brasil lo entendieron comenzaron a aumentar sus exportaciones, aumentó el consumo interno y comenzaron a bajar los precios. Nosotros desaprendimos. Las "anteojeras ideológicas" de nuestra "pro grasía" pudieron más.
5.- Algunos ejemplos de las desopilantes medidas implementadas por el ejecutivo nacional para destruir la ganadería, generar escasez y hacer aumentar los precios:
a) Se pasó de un "reintegro" inicial a las exportaciones de carne del 5% (como lo tienen todas las exportaciones argentinas) a una retención del 15% a las carnes frescas y congeladas.
b) En marzo de 2006 se prohibieron totalmente las exportaciones durante más de 40 días, para luego autorizarlas en hasta apenas un 50% de lo exportado en el año 2005…
Esto afectó nuestra credibilidad. Perdimos los mejores mercados que fueron ganados por países como: Paraguay, Uruguay, Brasil, Chile, India y Vietnam.
c) Argentina se constituyó en el primer país del mundo en implementar sistemáticamente barreras "para-arancelarias" aplicadas a sus propias exportaciones, a través de un organismo conocido como ONCCA, con el fin expreso y público de frenarlas.
Entre estas barreras debemos mencionar la creación del Registro de Operaciones de Exportación (ROE), creado por Resolución Nº 31/06 del Ministerio de Economía, agravado posteriormente por el denominado ROE Rojo que obligó a la demostración de los costos totales incurridos en cada embarque y todavía más aún por el denominado "Encaje Productivo Exportador" (Resolución Nº 42/08) que impuso como condición para obtener el ROE la necesidad de demostrar que cuenta con existencias que superan el 75% del volumen exportado (no más del 25% del total). Desde ya los frigoríficos "amigos" del gobierno nunca encontraron problemas en cumplir con los requisitos…
6.- ¿El gobierno no ve que sus políticas han tenido resultados contrarios a los buscados?
Si lo ve. Pero en vez de cambiar de política ganadera optó por reafirmarla implementando medidas correctivas que han dado, cada día, peores resultados:
Para muestra basta un botón:
a) Al ver que caía la producción ganadera (stock ganadero), en vez de abrir las exportaciones de vacas "alimentadas a pasto" (lo que nos hizo famosos en el mundo) promovió el engorde en feeds lots -engorde rápido en corrales al estilo Europeo- pagando compensaciones a quienes produjeran animales de 300 kilos.
b) Esto produjo que muchos de los animales que estaban destinados a engordar naturalmente para exportación (500 kilos) fueran destinados a engorde rápido, con la consecuente pérdida de kilos comercializables (aproximadamente 156.000 toneladas hasta el fin del 2008). Resultó mejor negocio el "subsidio" que el engorde tradicional.
c) Al faenarse animales más chicos, para poder compensar y satisfacer el consumo interno, se debió faenar mayor cantidad de cabezas, pasándose de 13.418.824 en el 2006 a 14.924.691 en el 2007.
d) Como la producción no se incrementó, se debió echar mano a vaquillonas y terneras (1.077.548), produciéndose la mayor faena de hembras (la fábrica) de la historia argentina.
f) Además de perderse ingresos por 500 millones de dólares a causa de la merma en las exportaciones, se pagaron más de 600 millones de pesos en concepto de compensaciones para engordes en corral (feeds lots ajenos a nuestra tradición y nuestro prestigio) a "amigos del gobierno" (empresas truchas, testaferros tal como el beneficiario de un plan trabajar de apellido Tapia, Samid, Eurnequian, entre otros).
g) Con esto Argentina pierde el activo marcario que hizo famosa la carne argentina en el mundo: la de ser la mejor carne del mundo, con el menor contenido graso, producto del animal criado a pasto.
7.- ¿Qué pasa si no se rectifica la política ganadera?
Si nuestro país mantiene estas tendencias, se verá obligado a importar carne en el 2011. Y llegará la hora de la verdad: la población tendrá que pagar precios internacionales para poder consumir carne.
¿Es realmente así? Cuatro premisas para confirmar este triste pronóstico
1) Las hembras (vacas) pueden ser, en dos momentos distintos, máquina productora de terneros o producto final. Cuando la faena de hembras es menor al 42% estamos en la faz de retención y si es mayor al 43%, estamos en la faz de liquidación de vientres (la fábrica se achica).
2) A partir del año 2003 la tasa de faena de hembras superó el umbral aceptable del 42%, ascendiendo vertiginosamente año a año. En el año 2007 la tasa promedio se ubicó en el 47,5%, elevándose al 49,3% en junio pasado.
3) De continuarse con estos guarismos, a partir de 2011 Argentina estará importando carne para abastecer su mercado interno PAGANDO PRECIOS INTERNACIONALES.
4) Hoy no llama la atención que la carne además de ser cada día más cara, es cada día más dura (liquidación de vientres o animales criados a pasto en zonas marginales) o tierna pero con gusto "raro" y mayor contenido graso (animales engordados en feed lots con incipiente pero creciente utilización de anabólicos).
5) Con la leche y el trigo la situación es similar… Los tambos se siguen cerrando y la producción de trigo se redujo dramáticamente.
Mientras tanto la mentira estadística reemplaza a la verdad que hiere los ojos.

Dr. Gabriel Vénica
Profesionales Pro Campo
Autoconvocado Norte de Santa Fe
gvenica@uade.edu.ar

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *