26 de octubre de 2011 10:51 AM
Imprimir

Salud Pública pide destruir la carne de cerdo contaminada

CompartiremailFacebookTwitterPARAGUAY :  El Ministerio de Salud Pública ha asumido ayer una posición contundente en contra de la posibilidad de descontaminar y comercializar el cargamento de 30.000 kilos de carne de cerdo retenido en depósitos de la Dirección de Aduanas y que en principio estaba destinado para su exportación al mercado ruso.    En  un comunicado dado […]

PARAGUAY :  El Ministerio de Salud Pública ha asumido ayer una posición contundente en contra de la posibilidad de descontaminar y comercializar el cargamento de 30.000 kilos de carne de cerdo retenido en depósitos de la Dirección de Aduanas y que en principio estaba destinado para su exportación al mercado ruso.   

En  un comunicado dado a conocer ayer, las autoridades ministeriales comunicaron que la institución recomienda la destrucción total de la citada carne. Alega al respecto que tras el análisis proveído por el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN), el Ministerio hizo el pedido a  Senacsa para  proteger la salud de la población.   

Según el Ministerio, no hay otra salida porque la “Listeria Monocytogenes” es un patógeno bacteriano causante de una de las enfermedades más importantes de transmisión por alimentos, que se llama “listeriosis” (enfermedad sistémica/encefalítica). Y aunque la posibilidad de contraerla  es baja, la mortalidad es muy alta, por lo que el Ministerio recomienda la destrucción total del cargamento.   

Opinión del Dr. Mayans  

“Es una verdadera vergüenza y un problema grave de Salud Pública lo que se va a hacer con la carne de cerdo contaminada con ‘listeria’, que es  una bacteria que causa una enfermedad con  una altísima tasa de mortalidad  en menores,  adultos mayores e inmunocomprometidos, y  en embarazadas causa abortos.  Su tasa de mortalidad es del 25% y puede llegar a 70% en los grupos de riesgo. Dicen que van a termoprocesar a 50 grados y luego comercializar para consumo humano. En primer lugar es  antiético que carne rechazada para su envío a otros países sea consumida en el nuestro, y  segundo que así como se contaminó este cargamento se puede volver a contaminar los utensilios, recipientes, manos de los operarios, vehículos, refrigeradores, vestimentas y todo lo que esté en contacto con esta bacteria, y desde allí contaminar otros alimentos, inclusive el agua”, dijo el Dr. José Mayans al analizar la situación.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *